Huancayo: extranjero mató a hombre de 70 años cortándole la yugular para robarle el celular

La República
23 Jul. 2019 | 01:42h

La noche de este domingo se registró el asesinato de un padre de familia en la puerta de su casa en Huancayo a manos de un delincuente que lo apuñaló a la altura del cuello para lograr arrebatarle su celular.

Según contó una vecina de la víctima, Vicente Félix Lara Solano (70) se disponía a ingresar a su vivienda, en los jirones Ica Antigua y San Martín, cuando fue interceptado por un sujeto que lo amenazó con un cuchillo para que le entregue sus pertenencias, sin embargo, al oponer resistencia recibió el corte fatal en la yugular.

PUEDES VER Callao: detienen a sujeto que intentó matar a su vecino

Al percatarse que su accionar fue presenciado, el delincuente persiguió a la testigo, sin embargo, ella logró escapar para luego dar aviso a los vecinos, quienes se organizaron y empezaron la búsqueda del criminal.

Con la ayuda de un grupo de serenos de la ciudad, los enardecidos ciudadanos llegaron hasta una casa donde el asesino se escondía. A insistencia de los hombres de seguridad ciudadana, el sujeto salió de la vivienda identificándose como Gabriel Eduardo Quijada Barroso (24), de nacionalidad venezolana. Se le encontró el arma homicida con rastros de sangre.

A pesar que los serenos trataron de ingresar al extranjero a la patrulla, los vecinos no lo permitieron, pues querían tomar justicia por sus propias manos. Luego de desvestirlo lo golpearlo usando palos y le echaron agua caliente.

PUEDES VER Ate Vitarte: sujeto que asesinó a albañil en plena vía fue identificado por la forma de su oreja [VIDEO]

El venezolano pudo huir y se escondió debajo de la patrulla de serenazgo hasta que llegaron los agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) que los salvaron de ser linchado. Él fue conducido hasta al hospital Daniel A. Carrión de Huancayo para atender sus heridas y luego llevado a la sede de la Dirincri de la ciudad.

Hasta el lugar también llegó el representante del Ministerio Público que ordenó el levantamiento del cuerpo de la víctima que fue llevado a la Morgue de Huancayo, donde se certificó que murió desangrado debido al corte que el delincuente le ocasionó en la yugular.