Iquitos: menor muere tras caer de cabeza en su intento por escapar de albergue

La Republica
Luiggi Diaz

Compañeras de la fallecida aseguran que son maltratadas al interior de la casa hogar, por eso buscaron huir con una sábana desde lo alto de una ventana.

Una adolescente de 13 años de edad murió este fin de semana en las inmediaciones de la casa hogar Rylan en la ciudad de Iquitos, luego que intentara huir por una de las ventanas en compañía de otras menores de edad.

Según indicaron vecinos de la zona, este domingo dos jovencitas de 15 y 16 años fueron vistas caminando por el techo del albergue, motivo por el cual comunicaron el hecho a personal de serenazgo y agentes de la Policía Nacional.

PUEDES VER Arequipa: Adultos mayores marchan pidiendo que no los abandonen ni maltraten [VIDEO]

Tras minutos de conversación, los uniformados lograron que las adolescentes bajaran y las llevaron al hospital Regional para comprobar que se encontraban en buen estado de salud. Allí los médicos se dieron con la sorpresa que la menor de 15 años presentaba 27 semanas de embarazo. “El diagnóstico es de una paciente sana, con estado hemodinámico estable”, explicó uno de los galenos.

Ellas revelaron en la comisaría que no es la primera vez que intentan fugar del albergue que funciona desde hace dos años como parte de una ONG. Días antes ellas habrían hecho un hueco en una pared por donde botaron un papel pidiendo ayuda y que las sacaron de allí.

Dos horas después de este incidente, nuevamente la PNP recibió la alerta de otro grupo de adolescentes que intentaban huir de la casa hogar instalada al interior de la Unión Bíblica, en la calle Fanning con Libertad.

PUEDES VER Madre denuncia a docente por golpear a su hijo [VIDEO]

No obstante, esta vez los efectivos no pudieron llegar a tiempo para evitar una tragedia. Una de las menores cayó de cabeza desde una altura de 7 metros cuando intentaba llegar al piso a través de una sábana amarrada en una de las ventanas.

El caso ya investigado por la policía, ya que trascendió que las compañeras de la occisa habrían revelado que son víctimas de constantes maltratos por el personal del establecimiento, quienes tras el accidente no quisieron declarar a la prensa.

El cuerpo de la menor fue llevado hasta la morgue del Ministerio Público y hasta ahora ningún familiar ha podido ser contactado.