Acosador intenta quemar a una mujer en calle de La Victoria

Acto criminal ocurrió en transitada calle. Walter Huamán Crisóstomo atacó a vendedora ambulante porque una de las hijas de esta se había negado a entablar una relación sentimental con él. Por más de un año las estuvo acosando y amenazando. María Salvio Gómez se salvó de morir quemada y ahora pide un castigo ejemplar para el agresor.

Acto criminal ocurrió en transitada calle. Walter Huamán Crisóstomo atacó a vendedora ambulante porque una de las hijas de esta se había negado a entablar una relación sentimental con él. Por más de un año las estuvo acosando y amenazando. María Salvio Gómez se salvó de morir quemada y ahora pide un castigo ejemplar para el agresor.

A Walter Luis Huamán Crisóstomo poco le importó que hubiera público. Decidido a consumar una cruel venganza, la noche del jueves intentó quemar a una comerciante arrojándole una bomba ‘molotov’ casera.

Este feminicidio en grado de tentativa ocurrió en una calle de La Victoria.

El hombre de 36 años que tras el ataque huyó a toda velocidad tampoco tuvo reparos con las dos policías que horas después lo intervinieron: aceleró el mototaxi que manejaba y trató de atropellarlas.

Luego de una persecución, su descontrolada fuga terminó en la intersección de las avenidas Isabel La Católica y Aviación.

Las imágenes de la brutal agresión fueron registradas por dos cámaras de seguridad y causaron indignación en la opinión pública.

Estas trajeron a la memoria el ataque que sufrió Eyvi Ágreda, la joven que murió al ser quemada por un acosador en un ómnibus de servicio público.

Acoso y amenazas

Este nuevo intento de feminicidio tuvo su primer capítulo el año pasado cuando Huamán Crisóstomo empezó a acosar a una de las hijas de María Isabel Salvio Gómez, una mujer de 43 años dedicada a la venta ambulatoria.

La joven se había negado a entablar una relación sentimental con Huamán y, desde entonces, su familia empezó a vivir un verdadero infierno. El acoso y las amenazas de muerte fueron constantes.

“Él estaba obsesionado con mi hermana, al ver que ella ya no venía a trabajar empezó a hostigarnos. Un día lanzó agua caliente a mi mamá, otro día agredió a mi hermanito", reveló otra de las hijas de María Salvio, la mujer que milagrosamente se salvó de morir quemada.

Asimismo, hace unas semanas Huamán llegó con tres personas y con un bate los persiguió por toda la calle.

Pese a una solicitud de garantía personal y otra denuncia por agresión física, nunca se formalizó una investigación policial contra el agresor.

El jefe de la Región Policial Lima, general Gastón Rodríguez Limo, afirmó que incluso luego del ataque del jueves la agraviada no denunció el hecho en forma inmediata.

Ataque y captura

"¡Agárralo!", gritó una mujer. "¡Que no se vaya!", exclamó otro transeúnte. Los gritos eran en coro. A esa hora, 8:00 p.m. del jueves, Walter Huamán corría desesperado.

Segundos antes había lanzado a María Salvio una botella con gasolina que encendió en la cuadra 16 del jirón Italia. La bomba casera impactó en una pared y estalló a escasos centímetros de la vendedora.

Por fortuna, el fuego que se expandió sobre la acera no alcanzó a María. El agresor escapó corriendo por la misma avenida y continuó realizando servicio de mototaxi en su vehículo de placa 6781-OD.

Poco después, Walter Huamán fue capturado por agentes de la comisaría de Apolo. "Este sujeto es un peligro para la sociedad y no íbamos a permitir que continuara libre", dijo el general Rodríguez Limo.

"Hay dos versiones: el sujeto dice que el problema es con un hijo de María Salvio. Y en las dos denuncias que están en el sistema (policial), hechas por la señora, en ninguna refiere nada de su hija", explicó Rodríguez.

El oficial indicó que en una habla de una amenaza y en la otra que le lanza agua hirviente.

"Las denuncias fueron debidamente diligenciadas. El sujeto estaba no habido", agregó indignado el oficial.

“Basta ya de crímenes”

- El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables anunció que el servicio de Atención Urgente da ayuda integral a la víctima de la tentativa de feminicidio. "Nos aseguraremos de que (la) familia cuente con las medidas de protección necesarias", dijo la ministra Ana María Mendieta.

- María Salvio estuvo a punto de convertirse en una Eyvi Ágreda, la joven de 22 años que murió tras ser quemada por Carlos Javier Hualpa Vacas, un sujeto despechado que pasó años acosándola. O como Juanita Mendoza, la mujer que falleció tras ser quemada por su excuñado en Cajamarca. "Basta ya de crímenes", exclamó la ministra.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO