Secuestran a joven administrador de empresas y lo obligan a entregar más de 10 mil soles como rescate


Giancarlo Antoni Ramírez Maza (26) tuvo que llamar por teléfono a varios familiares y amigos, para que depositaran en cuentas bancarias de los plagiarios el dinero. Previamente, fue obligado a retirar de un cajero de Scotiabank todo el efectivo que tenía en su cuenta personal. 
 


Giancarlo Antoni Ramírez Maza (26) tuvo que llamar por teléfono a varios familiares y amigos, para que depositaran en cuentas bancarias de los plagiarios el dinero. Previamente, fue obligado a retirar de un cajero de Scotiabank todo el efectivo que tenía en su cuenta personal. 
 

Por Alexi Velásquez S.

 

Delincuentes secuestraron hoy a un joven administrador de empresas, quien labora como terminalista en una entidad financiera de Lima y lo retuvieron más de cinco horas, obligándolo a retirar todo el dinero de sus cuentas bancarias.

 

No conformes con ello, le exigieron al agraviado que se comunique con familiares y amigos para pedirles que depositaran otros 10 mil soles en cuentas bancarias, cuyos números los plagiarios le dieron.

 

Durante el tiempo que permaneció cautivo, Giancarlo Antoni Ramírez Maza (26), corrió peligro de muerte. “Me amenazaron con matarme si no cumplía sus órdenes”, contó el joven después a la Policía Nacional.

 

Los tres sujetos que lo secuestraron, primero lo hicieron retirar dinero de un cajero automático de Scotiabank y luego lo condujeron en un auto, con los ojos vendados, hasta el cuarto piso de un edificio, cuya dirección se desconoce, donde lo encerraron en un baño.  

 

La banda cometió el plagio en la sexta cuadra de la calle Belisario Suárez, distrito de Miraflores, y abandonó a la víctima después en un parque público de San Juan de Miraflores. 

 

Ramírez Maza fue encontrado maltrecho por el taxista Marco Navarrete Chávez (30), quien se compadeció de él y lo condujo a la comisaría de Mateo Pumacahua para que formule la denuncia correspondiente. 


 

 

 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO