Demanda de peruano Saúl Lliuya contra RWE es única en el mundo

Hito contra el cambio climático. De ganar el juicio a la multinacional alemana, los más afectados por la contaminación recurrirían a la vía legal para alcanzar apoyo.

31 Mar 2018 | 6:46 h

Luego de conocerse que un juzgado alemán decidió admitir a trámite la demanda presentada por el peruano Saúl Luciano Lliuya en contra de la empresa multinacional energética RWE, responsabilizándola por su contribución en el deshielo de los glaciares de la Cordillera Blanca, cientos de personas en redes sociales han respondido a este hecho con satisfacción y hasta podría decirse, con esperanza.

Pero ¿por qué la lucha de este hombre es hoy trascendental a nivel global?

PUEDES VER La Hora del Planeta: peruanos participaron en evento mundial [VIDEO]

"Si Saúl llega a ganar el juicio, cualquier persona afectada directamente por el cambio climático en el mundo podría recurrir a la vía legal para buscar apoyo, algo que generaría presión en las industrias para que cambien sus modelos productivos hasta ahora usados, por modelos ecoeficientes", explica Noah Walker-Crawford, asesor de la ONG Germanwatch, institución que ha hecho suya la defensa legal de Saúl ante la Corte alemana de Hamm.

La demanda de este ciudadano campesino y guía de montaña de Huaraz es única en su género. Nunca ningún juzgado aceptó una demanda que tuviera como causal, sancionar a una empresa poderosa por su responsabilidad con el cambio climático.

"Hubo una demanda presentada el año pasado en los Estados Unidos, pero no prosperó. Por ello es muy importante este paso que Saúl ha conseguido. Él ya está marcando un hito en la lucha contra el cambio climático", afirma el asesor Walker-Crawford.

 

Impacto directo

 

Saúl Luciano decidió iniciar esta batalla legal desde 2015, preocupado por el retroceso glaciar en la Cordillera de los Andes, y con ayuda de Germanwatch apuntó su mirada hacia la principal contaminante en Europa: RWE.

Más aún porque a consecuencia de ese deshielo, en Huaraz existe una laguna llamada Palcacocha con una capacidad superior a los 17 millones de metros cúbicos, que es un potencial peligro para los huaracinos de llegar a desbordarse. Saúl sería uno de los 50 mil pobladores que se afectarían de llegar a ocurrir una avalancha.

 

Sin avance

 

A propósito de Palcacocha, el ingeniero Bejamín Morales, presidente del Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña, advierte que el Gobierno Regional de Áncash no ha realizado ningún avance en el conjunto de obras que se requieren para reducir el riesgo. "La ley nos impide como instituto de investigación que ejecutemos obras, por ello debemos acudir al Gobierno Regional, pero hasta ahora no hay ningún avance", señala.

"Los 17 mil euros que nos daría la empresa si le ganamos, irán para proteger a las familias cercanas a la laguna", dice Saúl esperanzado. Su lucha debe ser la lucha de todos.

 

La clave

 

- De acuerdo con los cálculos realizados por la ONG Germanwatch, a la empresa RWE le corresponde reconocer 17 mil euros. "Sabemos que la suma finalmente es simbólica, pero nunca antes una empresa admitió responsabilidad, eso es lo importante", afirma Noah Walker-Crawford.

Te puede interesar