- Yenifer Paredes se entregó y permanece en la Diviac
Sexualidad

Lavado anal: ¿de qué trata y en qué casos es recomendable previo al sexo?

Especialistas explican cómo realizar este procedimiento y cuáles son sus contraindicaciones si se quiere hacer.

El lavado anal se debe realizar con un aparato especial que introduzca el líquido. Foto: canva
El lavado anal se debe realizar con un aparato especial que introduzca el líquido. Foto: canva
Lucía Castro

En el sexo anal, la limpieza es uno de los factores importantes para evitar transmitir alguna bacteria y hacerlo de manera higiénica. Por ello, con la finalidad de realizar una limpieza profunda, muchos optan por las duchas anales.

Este procedimiento se debe practicar con mucho cuidado, puesto que tiene contraindicaciones que pueden ser perjudiciales. Para explicar la forma en cómo se realiza, la médico ginecóloga Corina Hidalgo y el médico urólogo Jorge Saldaña nos dan sus recomendaciones.

¿Qué es el lavado anal?

Ambos especialistas indicaron que el lavado anal consiste en colocar soluciones para limpiar la zona del intestino. Pueden realizarse bajo prescripción médica de manera previa a un procedimiento intestinal o también antes de tener sexo anal, con el objetivo de disminuir la carga bacteriana para prevenir las infecciones.

¿Cómo se realiza este procedimiento?

  • Compra soluciones con el aplicador(enema).
  • Lava previamente tus manos y limpia la zona anal antes
  • Recuéstate de lado y lleva las piernas hasta el pecho de modo fetal.
  • Usar lubricante a base de agua o silicona en la perilla que se introducirá en el ano, y se puede usar anestesia coloidal.
  • Introdúcelo, presiona el enema con el contenido y aprieta las nalgas. Debes ir al baño para que pueda salir el contenido anal en cuestión de segundos.
  • Al momento de apretar el enema y sacarlo no debes dejar de presionarlo, puesto que, si se realiza, el aparato puede hacer que todo lo limpiado se introduzca de nuevo.

¿Cada cuánto tiempo se puede realizar el lavado anal?

Corina Hidalgo señaló que no es necesario hacerlo periódicamente, al menos que tengas una condición médica.

“Se puede infectar si no tienes la adecuada higiene al momento de hacerlo, puede haber fisuras anales, por el problema de la colocación, o deshidratación porque las soluciones que se usan son soluciones hipertónicas”.

Asimismo, la ginecóloga resaltó que hay contraindicaciones, ya que no cualquier persona lo puede hacer. “Si tienes una condición médica intestinal, dolor, sangrado o fisura anal; antes que te coloques un enema es mejor consultarlo con médico para que todo esté bien”, indicó.

“Se puede hacer ayuno antes comiendo alimentos líquidos o fibras, de manera que los residuos sean menores para que no tenerse que hacer un lavado”, comentó Hidalgo para quiénes no deseen hacer este procedimiento.

Por otro lado, Jorge Saldaña indicó que la frecuencia va a depender de cosas como la alimentación, de cómo este tu flora intestinal y con qué cantidad tienes sexo anal en la semana.

Se debe hacer dos veces por semana cómo máximo. Pero, antes de hacer este procedimiento, yo preferiría recomendar que usen un preservativo y ya. Además de hacer un lavado normal con agua y con jabón en la zona”, sugiere el urólogo Saldaña.