Sedapal niega acusación por presunta contaminación del río Lurín

Luego de una denuncia publicada en La República publicada en la sección Cartas, la entidad de agua potable aclaró la situación.

Luego de una denuncia publicada en La República publicada en la sección Cartas, la entidad de agua potable aclaró la situación.

Luego del reclamo realizado por el ciudadano Martín Isla Medina, sobre aguas contaminadas en Lurín y Pachacámac Sedapal envío un comunicado aclarando la situación.

En referencia a La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) José Gálvez, Sedapal indicó que cuyas aguas tratadas son utilizadas por agricultores de la zona. Con el uso de alta tecnología esta planta reduce los coliformes y cumple con los Límite Máximos Permisibles establecidos por la normatividad vigente
 
Asimismo, precisó que, "debido al crecimiento poblacional y al cambio de uso del terreno en la zona, el uso de las aguas tratadas para regadío por los pobladores se ha visto contaminada por las descargas de las aguas residuales de las chancherías existentes en el lugar y de los pobladores, al mismo canal de regadío que llega al río Lurín".

De igual forma, señala que con la finalidad de evitar la contaminación de las aguas tratadas de la PTAR José Gálvez, instaló en el año 2015, tuberías para descargar directamente al río Lurín.
 
Sedapal hace un llamado a las autoridades correspondientes para que realicen la fiscalización de las descargas clandestinas que se conectan a los canales de regadío, para evitar la contaminación de las aguas tratadas por la PTAR José Gálvez”, se puede leer en el documento enviado al WhatsApp de La República.

Por otro lado, en referencia a Pachacámac, indica que las obras entregadas por la Municipalidad de la zona nunca incluyeron una planta de tratamiento, siendo estas descargas anteriores a su administración; sin embargo, a través de la Gerencia de Proyectos y Obras, ya cuenta 

(Texto y fotos enviados mediante el WhatsApp de La República 941 000 000).

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO