El glaciar tropical más extenso del mundo a puertas de ser protegido [VIDEO]

Roberto Ochoa
13 11 2018 | 23:41h

El Gobierno Regional del Cusco inició hace once años el proceso de creación del Área de Conservación Regional Ausangate con la idea de conservar 70 mil hectáreas que albergan una muestra representativa de ecosistemas de montaña, glaciares y lagunas del la región de Cusco.

El área es valiosa por sus glaciares de gran importancia para la preservación de las cuencas que alimentan de agua a una gran parte de la región cusqueña y que también atrae anualmente a miles de turistas que buscan practicar deportes de aventura y apreciar las bellezas paisajísticas que ofrece el recorrido al lugar. De estos glaciares, destaca principalmente el Quelccaya, considerado el glaciar tropical más extenso del mundo y que es de gran importancia científica para estimar el ritmo de desglaciación de los nevados y analizar los cambios climáticos ocurridos en el trópico desde la última era glaciar.

El área también permitirá la conservación de parte del macizo del Ausangate, que es la cadena de montañas que toma este nombre por el nevado ícono, Apu o deidad andina, venerada por miles de fieles creyentes que lo honran anualmente en la gigantesca peregrinación y multicolor conocida como el Señor de Qoullur Ri’ti, una de las principales actividades religiosas de la sierra sur del país.   

La creación del área, además, permitirá proteger poblaciones de las especies de flora y fauna que se encuentran en situación de amenaza, que también son muy importantes para el mantenimiento saludable de los ecosistemas naturales.

La propuesta ya superó la etapa de Consulta Previa y el expediente técnico justificatorio  pronto será presentado al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP) para su revisión y luego a la espera de que el Gobierno emita una opinión favorable para ser declarada Área de Conservación Regional.

El ACR Ausangate abarca los distritos de Ocongate, Pitumarca y Checacupe, en las provincias de Quispicanchi y Cachis de la región Cusco, e incluye los territorios de las comunidades campesinas de Phinaya y Sallani.

Está ubicado al sur de la ciudad de Cusco siguiendo la autopista que se dirige a Puno. A la altura de Sicuani se inicia el desvío hacia la comunidad campesina de Phinaya. En total, es un recorrido de 240 kilómetros en aproximadamente cinco horas de viaje.

La zona está compuesta de una gran cantidad de nevados, entre los que destacan:

  • Quelccaya: Nevado a 5600 msnm que destaca por ser elglaciar tropical más extenso del mundo con 44 km2 de superficie y una longitud que supera los 17 km.
  • Callangate: Nevado a 6110 msnm cubierto de nieves perpetuas y por extensos glaciares.

Estos lugares son propicios para la práctica de trekking y escalada en hielo o “andinismo”, que se vienen realizando en el área desde hace más de 20 años.

El área también protegerá parte del macizo del Ausangate, una cadena de montañas que toma este nombre por el nevado ícono, Apu o deidad andina, venerada por miles de fieles creyentes que lo honran anualmente en la gigantesca peregrinación y multicolor conocida como el Señor de Qoullur Ri’ti.

Este peregrinaje está incluido en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y también es conocida como una de las principales actividades religiosas de la sierra sur del país.

En la zona nace la cuenca del Vilcanota, la cual recorre la zona interandina y llega hasta la provincia de La Convención, donde adopta el nombre del río Urubamba, principal afluente del río Ucayali.  Los deshielos del nevado Callangate también alimentan esta cuenca mediante pequeños cursos de agua.  Además, las aguas de fusión del glaciar Quelccaya alimentan muchos afluentes que descienden a los ríos Macapatilla-Santa Barbara, cuyas aguas drenan hacia el río Vilcanota; y este hecho hace que alimenten directa y continuamente -sobre todo en la época de estiaje y baja del caudal- a la gran hidroeléctrica de Machupicchu, que genera energía eléctrica a miles de familias de la macro región Sur.

El área permitirá la conservación lagunas de gran belleza paisajística y que son importantes atractivos turísticos de la región Cusco. Entre los principales se encuentran:

  • Sibinaqocha: Laguna de color turquesa a 4800 msnm de 25 km2 de impresionante belleza paisajística que alberga muchas especies de flora y fauna. 
  • Ccascana: Un hermoso lago a 4920 msnm cuya zona está cubierta de nieve.

Importancia científica

Se busca conservar nevados de la Cordillera del Vilcanota, una cadena montañosa que tiene la segunda mayor concentración nevada del Perú con 469 glaciares.  El área es materia de estudio del Senamhi para estimar el ritmo de desglaciación de los nevados, que se traduce en una reducción paulatina del recurso hídrico empleado para la crianza de camélidos sudamericanos en la zona.

En la zona se ha estudiado especialmente al nevado Quelccaya, lo que ha permitido analizar los cambios climáticos ocurridos en el trópico desde la última era glaciar.

El ACR permitirá continuar estos y otros estudios para plantear programas de inversión pública de manejo de agua para reducir la vulnerabilidad de la población frente a eventos naturales y el cambio climático.

Se han identificado al menos 216 especies de plantas, entre las cuales hay siete especies endémicas, es decir, que solo se encuentran en esta área.  Además, existen otras especies en peligro de extinción como la planta “wayracora” (Bowlesia tenella meyen), el “pisque” (Paronychia) o la “llanchalla” (Pycnophyllum).

En cuanto a fauna, hay 25 especies de mamíferos, una de roedor y 77 de aves. Se encuentran especies bajo alguna categoría de amenaza como la vicuña y el puma (casi amenazados), la taruca (vulnerable), y el gato andino (en peligro). En cuanto a aves preserva comunidades de cóndores andinos (en peligro), chorlo cordillerano, flamenco chileno, gallareta gigante, zambullidor plateado (casi amenazados), ibis negro-afrontado y bandurria de cara negra (vulnerables).  

También se registraron más de 180 variedades de papa (cica, yungay, suytu, huayna, tunqui, etc.), maíz, cebada, habas, tarwi, quinua, oca, olluco. También se detectaron una gran cantidad de plantas medicinales y tintóreas.

La Consulta Previa

Para completar la propuesta de creación del ACR Ausangate se tuvo que pasar por un proceso de Consulta Previa entre el Gobierno Regional de Cusco y las Comunidades Campesinas de Ananiso, Phinaya, Sallani, Pampachiri y Ausangate. Finalmente, las comunidades de Sallani y Phinaya fueron las que de acuerdo a sus intereses por mantener sus recursos naturales y los servicios ecosistémicos que brinda la naturaleza (agua principalmente) es que aceptaron voluntariamente en ser parte del ACR.

Inicialmente, la propuesta consideraba al cerro Vinicunca, conocido como la “montaña de siete colores”; pero la Comunidad de Pampachiri se opuso. Se espera que más adelante las demás comunidades puedan adherirse a la iniciativa o iniciar otra modalidad de conservación para proteger sus espacios.

Video Recomendado