René Gastelumendi

René Gastelumendi

Más columnas

René Gastelumendi

Revolución pollera, por René Gastelumendi25 Nov 2022 | 6:07 h

René Gastelumendi

No hay tregua en esta guerra18 Nov 2022 | 8:12 h

René Gastelumendi

La toma de Lima, por René Gastelumendi 11 Nov 2022 | 5:41 h

René Gastelumendi

Todos tus fraudes04 Nov 2022 | 7:38 h

La “policía de la moral” en el Perú, por René Gastelumendi

“En todos lados hay vigilantes de la ‘moral’, pero es en algunos países islámicos donde una institución, una estructura, llamada ‘policía de la moral’, tiene poder de coerción sobre el individuo. No es el caso peruano, afortunadamente”.

En todos lados hay vigilantes de la “moral”, pero es en algunos países islámicos donde una institución, una estructura, llamada “policía de la moral”, tiene poder de coerción sobre el individuo. No es el caso peruano, afortunadamente, pero ganas no faltan en algunas parcelas muy conservadoras de nuestra población, generalmente vinculadas a la religión y no tanto a Dios.

En términos de enfoque de igualdad de género, matrimonio igualitario, la libertad de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos respecto al aborto o la Educación Sexual Integral, hay, en la práctica, una policía de la moral que lucha, vigila y se entromete para que las políticas públicas no contemplen esos temas y les pongan el coto que su “moral” considera el adecuado.

PUEDES VER: Mujer denuncia a residente de Ginecología de Hospital de Ventanilla por tocamientos indebidos

Dicho sea de paso, esa “policía de la moral” peruana acaba de condenar a un candidato adulto por participar en una orgía adulta consensuada. Cuando la moral que establece una religión, de manera inamovible, dogmática, es lo que se pretende que sea la guía de comportamiento ciudadano, la frontera entre lo bueno y lo malo, entre lo permitido y lo prohibido, entre lo punible y lo no punible-no la ley- podemos hablar de una “policía de la moral”.

Es decir, cuando la ley y el castigo es lo que establece un determinado credo, tal cual ocurre en ciertas repúblicas islámicas como Irán, o hasta hace poco, Arabia Saudita, Qatar o Emiratos Árabes Unidos, a tal punto que se implementa una “policía de la moral”, estamos ante una incompatibilidad con los DDHH y la democracia, con la religión, eterno debate en general sobre los sistemas de gobierno en el Medio Oriente y, en particular, en países con matriz conservadora en esta parte del mundo como el caso del Perú.

PUEDES VER: Mujer es arrestada por denunciar a su esposo que la violó y la obligó a casarse a la fuerza

Las “Gasht-e-Ershad”, más conocidas como “policía de la moral” en Irán, son una unidad de las fuerzas de seguridad cuya tarea es revisar que se cumplan las leyes del código de vestimenta islámico en público como en el lamentable caso de la fallecida joven Mahsa Amini. En el 2002, la policía moral de Arabia Saudí, o Mutawi, obstaculizó las labores de rescate en el incendio de un colegio en el que murieron 15 alumnas porque las adolescentes no llevaban el velo y la túnica para cubrir la cabeza y el cuerpo. En Qatar, ocurre algo parecido, y yo no me quiero ni imaginar que va a pasar en el mundial de futbol.