Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich.

Claro y directo
Economista de la U. del Pacífico –profesor desde 1986– y Máster de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Harvard. En el oficio de periodista desde hace más de cuatro décadas, con varios despidos en la mochila tras dirigir y conducir programas en diarios, tv y radio. Dirige RTV, preside Ipys, le gusta el teatro, ante todo, hincha de Alianza Lima.

Más columnas

Augusto Álvarez Rodrich.

Teflón bajo aún a prueba de balas, por Augusto Álvarez Rodrich 18 Ene 2022 | 6:10 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Aperturando la válvula de la violencia17 Ene 2022 | 7:42 h

Augusto Álvarez Rodrich.

El superfluo ping pong de los idiotas 16 Ene 2022 | 12:06 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Una elección sin fraude en el año 2021 15 Ene 2022 | 12:00 h

Castillo con guitarra y con cajón

Reconocimiento presidencial que puede ayudarlo a mejorar.

Es una buena noticia, entre tanto desacierto, el reconocimiento del presidente Pedro Castillo de lo difícil que es gobernar, pues puede ser un primer paso para enmendar el camino sin rumbo que inició hace medio año.

Gobernar un país, especialmente con tantos problemas y débil institucionalidad como el Perú, es, no hay duda, asunto complejo, aunque algunos presidentes no lo entendieran al inicio.

“No quiero ser pretencioso, pero pensé que iba a ser más difícil gobernar”, dijo Alejandro Toledo, muy orondo a los diez días de jurar el cargo, en agosto del 2001, y pronto se dio cuenta de lo absurdo de su arrogancia.

PUEDES VER: Pedro Castillo continúa con visitas inopinadas a comisarías

Anteayer, en una cita en palacio con líderes religiosos, el presidente Castillo hizo un reconocimiento del tipo una cosa es con guitarra y otra con cajón: “Estos meses que han pasado nos han servido de escarmiento, hemos aprendido cosas que ni siquiera se nos pasaban por la cabeza, afuera uno se hace grandes ilusiones, y cuando uno está adentro, se ven distintas las cosas. Alguien de nuestro entorno familiar nos decía, en el Perú es tan fácil ser candidato y llegar a ser presidente, gobernar es la diferencia, gobernar es distinto”.

Reconocer las dificultades para que los sueños se hagan realidad, especialmente en un gobierno tan despelotado como lo es, hasta ahora, el del presidente Castillo, puede ser un paso para realizar correcciones para mejorar una administración de la que hoy se puede decir que, peor imposible, aunque siempre se pueda caer un poco más.

El problema es la escasa preparación de Castillo, y su clamorosa falta de liderazgo. Él es, sin embargo, el presidente democráticamente elegido, por lo que se le debe presionar para que mejore, lo cual pasa por la conformación de equipos capaces de diseñar e implementar políticas públicas inteligentes.

PUEDES VER: Ministerio Público archiva denuncia contra Pedro Castillo impuesta por Vilcatoma

En lo crucial que son esos equipos apuntó hace poco, correctamente, el expremier Salomón Lerner Ghitis, pero no ayuda mucho al presidente con comentarios como los que abundan hoy en la izquierda, de que “nadie se prepara para ser presidente”, como justificación de lo mal que ejerce Castillo.

Postular a la presidencia demanda la responsabilidad de una preparación por la que Pedro Castillo, lamentablemente, no se preocupó.

Newsletter Augusto Álvarez Rodrich en LR

Suscríbete aquí al boletín de Augusto Álvarez Rodrich en La República y recibe en tu correo electrónico, todos los viernes, las ediciones de su programa “Claro y directo” y su columna diaria.