Patricia  Paniagua

Patricia Paniagua

El sentido de lo común
Ciencias Políticas como profesión, ciudadanía como convicción. Especialista y gestora en materia de política pública, con énfasis en la política pública educativa y el ejercicio de ciudadanía plena para el fortalecimiento de la democracia.

Más columnas

Patricia Paniagua

Despertar ciudadano, por Patricia Paniagua15 May 2022 | 7:06 h

Patricia Paniagua

¡No pasarán!01 May 2022 | 9:43 h

Patricia Paniagua

Convertir la indignación en cambio17 Abr 2022 | 7:28 h

2022: un año decisivo para la educación

“Esta gestión deberá, desde su rol rector, hacer frente al reto de asumir el diseño, despliegue y evaluación del retorno a clases...”.

El año 2022 acaba de empezar, sin embargo, la contundencia de los hechos con los que cerramos el 2021 y los que han marcado estos escasos primeros días del año permiten señalar con certeza una lista nutrida y precisa de aquello que, ineludiblemente, tocará asumir con prioridad e impulso colectivo en los meses que están por venir.

Sectores como salud, economía, educación, trabajo y aquellos que tienen a su cargo programas sociales, seguirán siendo parte de los propósitos centrales mientras transitamos este nuevo momento de la pandemia. Sin embargo, es el sector educación el que inicia en una ruta especialmente trascendental, que no solo está marcada por el reciente cambio de su titular, sino también por los positivos mensajes que él ha dado en torno a temas centrales como la reforma universitaria, la reforma magisterial, el retorno a clases, etc. Sin duda, la trayectoria del nuevo ministro ha colaborado también a ofrecer evidencias suficientes de su condición de gestor educativo, conectado con los diversos ámbitos de gestión descentralizada y conocedor de las diferentes realidades y particularidades de los territorios y contextos educativos.

PUEDES VER: Vacancia: una historia sin lecciones aprendidas

Esta gestión deberá, desde su rol rector, hacer frente al reto de asumir el diseño, despliegue y evaluación del retorno a clases. Las instancias de gestión educativa descentralizada (Gobiernos regionales y Unidades de Gestión Educativa Local), por su parte, asumirán un rol central de ejecución que debe estar a la altura de lo que nuestros estudiantes merecen y que debe responder a su propio contexto, necesidades, condiciones, etc.

Este proceso no debe ser enturbiado, bajo ninguna circunstancia, por motivaciones políticas que resten a este propósito común, cuyo logro debiera ser entendido e impulsado, por muy obvio que parezca, desde la lógica de la colaboración y la construcción por encima de la crítica vacía. Para ello se va a requerir del apoyo enérgico y comprometido de todas nuestras autoridades quienes desde ya deben colocar por encima del entrampamiento habitual, este propósito superior para el que se requerirá, sin duda, una movilización nacional que impulse y genere compromisos ineludibles en cada uno de nuestros actores políticos y de la sociedad en su conjunto.

PUEDES VER: 14N: ¡Basta ya de impunidad!

Esta es una nueva oportunidad más que el contexto de la pandemia permite para que nuestras autoridades tengan el tan esperado gesto de mostrar una posición consensuada y de unión frente a aquello que, indiscutiblemente, redunda en beneficio de las niñas, los niños y los jóvenes del país y, por lo tanto, en beneficio de la ciudadanía y del país.

Millones de estudiantes estarán observando desde sus hogares el profesionalismo, seriedad, sentido común y nobleza con que se aborde su proceso de retorno a las aulas. Ellos y ellas merecen respeto por parte de sus autoridades.