Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich.

Claro y directo
Economista de la U. del Pacífico –profesor desde 1986– y Máster de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Harvard. En el oficio de periodista desde hace más de cuatro décadas, con varios despidos en la mochila tras dirigir y conducir programas en diarios, tv y radio. Dirige RTV, preside Ipys, le gusta el teatro, ante todo, hincha de Alianza Lima.

Más columnas

Augusto Álvarez Rodrich.

La ceremonia del adiós de Perú Libre 15 Oct 2021 | 8:31 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Un Gobierno en modo transformer 14 Oct 2021 | 8:21 h

Augusto Álvarez Rodrich.

El poder como pieza de museo13 Oct 2021 | 7:33 h

Augusto Álvarez Rodrich.

El dinero público para fin privado 12 Oct 2021 | 8:33 h

Un casco en vez del sombrerón

Severo deterioro del empleo y de la inversión privada.

Hasta la aprobación más alta que el presidente Pedro Castillo tiene fuera de Lima se desplomará más temprano que tarde si el gobierno sigue sin darle importancia real al severo deterioro de las condiciones para la inversión privada que ocurre por su exclusiva irresponsabilidad.

Castillo dijo en Nueva York que “un estado sin inversión privada no puede salir adelante” y que “no vamos a ahuyentar las inversiones”, y Pedro Francke comentó que “el Perú tiene los brazos abiertos a la inversión privada”.

Todo suena bien salvo que no tiene evidencia real, destacando el intento irresponsable de cambiar el capítulo económico de la constitución; eliminar los contratos-ley; y establecer controles de precios; mientras Vladimir Cerrón y el premier Guido Bellido son un par de coche bombas contra la economía.

Por ello, la confianza en la perspectiva económica se viene desplomando, lo que se refleja en la rebaja de la calificación de la deuda peruana en las agencias –lo cual sí es atribuible a este gobierno–, mientras la ciudadanía observa con creciente pesimismo el futuro con el dólar y la inflación en disparada: según Datum, 59% cree que Castillo no le da importancia a la inversión privada.

La confianza del consumidor según Indicca Apoyo-Ipsos siguió cayendo en setiembre, con un empleo adecuado en Lima 24% debajo de la prepandemia, y una situación general familiar sin mejora desde que empezó la emergencia sanitaria.

La confianza para invertir y contratar está en los registros históricamente más bajos, mientras el gobierno trata de dorar la píldora destacando que la inversión privada crecerá este año en 24.5%, algo que es una ilusión óptica fruto de comparar con el pandémico 2020 en el que se cerró la economía.

Lo responsable y realista es comparar con el año ‘normal’ 2019, en cuyo caso se constata que, tras un crecimiento de la inversión privada de 14.8% en el primer semestre de 2021, se prevé una caída de 6.3% en el segundo semestre, que, al paso que va el gobierno, se consolidará en 2022 en un descenso de 7%.

La verdad es que la inversión privada va en picada, lo que implicará menor crecimiento y mayor desempleo, algo que en política significa que pronto el presidente Castillo tendrá que cambiar el sombrerón por un casco blindado.

Newsletter Augusto Álvarez Rodrich en LR

Suscríbete aquí al boletín de Augusto Álvarez Rodrich en La República y recibe en tu correo electrónico, todos los viernes, las ediciones de su programa “Claro y directo” y su columna diaria.