Monarquía entristecida tras entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle

Habla la reina. Luego de las declaraciones de Enrique y Meghan, Isabel II muestra preocupación por las cuestiones planteadas, especialmente la racial.

Así, con este comunicado, la reina espera terminar con todas las especulaciones que se levantaron tras la entrevista. Foto: AFP
Así, con este comunicado, la reina espera terminar con todas las especulaciones que se levantaron tras la entrevista. Foto: AFP
Espectáculos LR

Casi 48 horas después de la polémica entrevista concedida por el príncipe Harry y Meghan Markle a Oprah Winfrey emitida la noche del domingo en el canal estadounidense CBS, la reina Isabel II se pronunció.

Fue a las 18:30 horas de ayer que Buckingham Palace envió el esperado comunicado a nombre de la soberana de Reino Unido. “Toda la familia está entristecida al conocer el alcance total de cuán desafiantes han sido los últimos años para Harry y Meghan. Las cuestiones planteadas, especialmente la racial, son preocupantes. Si bien algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y la familia se ocupará de ellos en privado. Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de la familia”, se lee.

Así, con este comunicado, la reina espera terminar con todas las especulaciones que se levantaron tras la entrevista, especialmente aquella que tiene que ver con el racismo. Y es que, sin duda, la acusación potencialmente más dañina para la monarquía fue esa. Como se recuerda, la pareja afirmó que un miembro de la familia –que no fueron ni la reina ni su esposo Felipe– se había mostrado “preocupado” por el color de piel que tendría su hijo Archie, ya que la madre de Meghan es negra. A ello, se sumó la revelación de la actriz quien dijo haber experimentado pensamientos suicidas cuando fue miembro de la familia.

Y mientras algunos fanáticos de la “realeza” esperaban el ansiado comunicado, otros habitantes de Buckingham siguieron con sus actividades. Por ejemplo, el príncipe Carlos y la duquesa de Cambridge cumplieron su agenda, sin pronunciarse sobre lo ocurrido. El hijo de la Reina acudía a un centro de vacunación mientras que la mujer del príncipe Guillermo formaba parte de una charla telemática con motivo del Día de la Mujer, sin comentario alguno sobre el polémico programa de Oprah Winfrey. Hay que mencionar que durante la entrevista, Harry explicó cómo se llevaba con su padre: “Me siento realmente decepcionado porque él ha pasado por algo similar. Sabe cómo duele y, además, Archie es su nieto”, lamentaba el hijo pequeño de Diana sobre su padre. “Arreglar esa relación seguirá siendo una de mis prioridades”, añadió.

Mientras que el primer ministro conservador Boris Johnson se limitó a decir que “siempre ha sentido la mayor admiración por la reina”, negándose a comentar la entrevista.

Futuro y primera ‘víctima’

El diario El País señaló que la presión resultó insoportable para Isabel II, quien tuvo que saltarse su costumbre de ignorar toda polémica aireada en los medios. Ahora, muchos se preguntan cuál es el destino de Buckingham. Añade que en algunos países de la Commonwealth (Comunidad de Naciones) han surgido voces que replantean la relación con la Corona británica. Y la propia sociedad del Reino Unido se ha dividido al respecto.

La encuesta exprés realizada por YouGov reflejó que un 32% de los ciudadanos cree que el príncipe Enrique y Meghan Markle han sido bien tratados por la familia real, frente a otro 32% que opina lo contrario. Lo alarmante es que, entre los encuestados de 18 a 24 años, es un 61% el que se posiciona a favor de la pareja. Solo la reina Isabel II, de 94 años, retiene una popularidad que el resto de miembros de la familia real han ido perdiendo.

En tanto, el periodista y presentador Piers Morgan ha sido bautizado como “la primera víctima de los Sussex’. Él llevaba años en guerra declarada a Meghan Markle. Y al frente del programa ‘Good Morning Britain’ de la cadena ITV, lanzaba improperios contra los duques de Sussex, y en especial contra Markle. Después de la entrevista con Oprah, Morgan acusó a la pareja de haber “arrojado basura contra la monarquía”. Se recibieron más de 40.000 quejas de espectadores por el tono vitriólico del presentador y ayer se anunció que Morgan “había decidido que era el momento de abandonar el programa. La cadena ha aceptado su decisión. No hay nada más que añadir”.

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes del entretenimiento nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.