EN VIVO - Argentina vs. Chile: sigue las incidencias del partido por la Copa América 2021

Lucía Bosé muere por coronavirus

Muere la actriz Lucía Bosé a los 89 años. Foto: Twitter Miguel Bosé.
Muere la actriz Lucía Bosé a los 89 años. Foto: Twitter Miguel Bosé.

De luto. La actriz italiana, madre del cantante Miguel Bosé, falleció a los 89 años de edad en Segovia (España), víctima de una neumonía por Covid-19. Su famoso hijo confirmó su deceso en las redes: “Ya está en el mejor de los sitios”, escribió.

Redacción Fama

Lucía Bosé, la madre del cantante español Miguel Bosé, murió ayer en Segovia a los 89 años de edad. Según varios medios, entre ellos el diario El Mundo, la actriz italiana se encontraba hace varios días grave a consecuencia de una neumonía originada por el coronavirus.

PUEDES VER Miguel Bosé y otros famosos brindan sentidos mensajes por el fallecimiento de Lucía Bosé

Su famoso hijo Miguel Bosé se despidió de ella con un mensaje en las redes. “Queridos amigos, les comunico que mi madre Lucía Bosé acaba de fallecer. Ya está en el mejor de los sitios”.

Lucía Bosé saltó a la fama en 1947 cuando con 16 años ganó el concurso de Miss Italia, posteriormente centró su carrera en la actuación y participó en películas de Luis Buñuel. En 1955 se estrenó la película más importante de su carrera, Muerte de un ciclista, dirigida por Juan Antonio Bardem. Fue precisamente durante su estancia en España para el rodaje de este filme cuando conoció a Luis Miguel Dominguín en una fiesta celebrada en la Embajada de Cuba.

PUEDES VER Miguel Bosé tendrá su propia serie autobiográfica

Con Dominguín tuvo tres hijos: Miguel, Lucía y Paola. De ellos, Miguel adoptaría luego el nombre artístico de Miguel Bosé. Lucía Bosé continuó con su carrera cinematográfica a las órdenes de cineastas como Luis Buñuel (Así es la aurora, 1956), Jean Cocteau (El testamento de Orfeo, 1960) o Federico Fellini (Fellini Satiricon, 1969). Pero el gran papel de su vida fue el de La señora García se confiesa, la serie escrita y dirigida por Adolfo Marsillach, coprotagonista además de la historia.

Su fuerte personalidad y su temprano divorcio en una España franquista (fue en 1968) hicieron de ella un personaje habitual de las revistas de los años sesenta y setenta.

La actriz se fue alejando de las pantallas en los años ochenta y se centró en la pintura y en su faceta espiritual. Llegó a abrir un museo dedicado a los ángeles y se trasladó a vivir a la pequeña localidad segoviana de Brieva. Su última aparición pública, con el característico cabello azul de sus últimos años, fue el 15 de marzo en la final de Prodigios, el programa de TVE presentado por su gran amigo Boris Izaguirre.

PUEDES VER Lucía Bosé, madre de Miguel Bosé, muere a causa del COVID-19

Luego de esto le sobrevino la enfermedad que, debido a su edad y a ser una población de riesgo, deterioró rápidamente su salud hasta llevarla a la muerte.

El diario El Mundo consigna una declaración premonitoria que dio la actriz en una de sus muchas entrevistas: “¡Odio el beso español! ¡Lo detesto! Todo el mundo te besa y te apachurra. En verano es incómodo porque te mueres de calor. En invierno es peligroso porque te pueden contagiar la gripe. De esto me di cuenta al llegar a España con el torero. Nosotros nunca nos besábamos. Yo era una mujer bastante fría, pero él lo era todavía más. Los hombres son poco cariñosos y los toreros aún menos”, declaró alguna vez. Algo que ahora resulta irónico, toda vez que fuentes allegadas a la familia confirmaron que falleció a causa del coronavirus.