Espectáculos

Chris Hemsworth se defiende de críticas por desperdiciar agua en Australia

Chris Hemsworth expresa su molestia en Instagram ante las acusaciones de los diarios británicos de malgastar agua cuando su país afronta sequía.

Chris Hemsworth responde con firmeza a críticas  por desperdiciar agua en su mansión en Australia. Foto: Instagram
Chris Hemsworth responde con firmeza a críticas por desperdiciar agua en su mansión en Australia. Foto: Instagram
Espectáculos LR

Chris Hemsworth está acostumbrado a las palabras de cariño de sus fans, pero esta vez no se salvo de las críticas, pues el diario “The Daily Mail” lo acusó de desperdiciar el agua en un momento en el que sus compatriotas sufren por la dura sequía del país.

Por eso, la estrella de Marvel decidió no callarse y de manera contundente dijo que todo lo que escribieron fue una mentira.

Según el diario, Chris Hemsworth y su esposa Elsa Pataky habían malgastado agua potable, pues habrían pedido una flota de camiones con agua para regar el jardín de su mansión en Byron Bay, Australia. La noticia no sería tan polémica, sino fuera porque el lugar atraviesa una de sus peores sequías en años.

Chris Hemsworth se defiende tras críticas por desperdiciar agua. Foto: Instagram

En su cuenta de Instagram, el actor escribió: “Normalmente, no respondería a artículos falsos como este, pero me molesta mucho. El camión de agua fue únicamente para agua para beber porque, como todos aquellos en la región que no estamos conectados al agua de la ciudad, nos hemos quedado sin agua potable por culpa de la sequía. Nada de mi jardín se riega con agua para beber".

Por último, agregó: “Gracias por vuestra preocupación, Daily Mail, y gracias por añadir más aflicción a una ya de por sí brutal situación con la que está lidiando todo el país. Feliz Navidad”.

Lazy loaded component

Pero esta no es la primera vez que Chris Hemsworth es criticado por su mansión. El año pasado los lugareños se quejaron por la gran remodelación de la casa, pues habría afectado al medio ambiente del área.

El terreno fue comprado por la pareja en el 2016 por alrededor de 7 millones de dólares e invirtieron 8 millones en demoler la casa para construir una nueva. La mansión no solo tiene un jardín gigantesco, sino también cuenta con un sauna, un gimnasio y un spa. La pareja vive ahí junto a sus hijos India Rose, Tristan y Sasha.