Teatro inclusivo y transgresor

Redaccionlr
8 Jun. 2019 | 02:00h

Festival. Sala de Parto anunció las ocho obras peruanas que se estrenarán en distintos puntos de Lima.

No solo salen blanquitos”. Esta fue una de las frases con las que anunció La Plaza la nueva programación de su festival de dramaturgia. La diversidad sexual, el conflicto armado interno, el narcotráfico y la corrupción serán los temas que abordará este año Sala de Parto. Tres de las ocho obras han sido escritas por mujeres y cuatro serán codirigidas por mujeres.

La primera en ingresar a la cartelera ha sido Los elefantes (desde ahora en la Casa Amaru) protagonizada por Javier Valdés y Denisse Arregui. “Tienen solo una cosa en común: son familia. Un día algo amenaza con poner en peligro incluso esa pequeña ¿estabilidad? Cada quien hará hasta lo imposible para evitar que se venga abajo”, dice la sinopsis de la primera obra de Ronnie Farfán.

PUEDES VER Teatro: '(Un) ser en la ciudad – Caminata escénica'

En julio se estrenará Una pequeña guerra de independencia con Pold Gastello y Anahí de Cárdenas.

“Sí se meten con tus hijos”

En agosto llega la transgresora Qué locura enamorarme yo de ti escrita por Gabriela Wiener. La columnista de esta casa da una mirada al poliamor y la dirección será de Mariana de Althaus, quien ha llevado a escena teatro testimonial. En el adelanto dice lo siguiente:

“Una repentina ‘crisis de parejas’ –así, en plural, porque la autora tiene dos– estalla en pleno postparto en casa con un bebé colectivizado de meses, en la mismísima primavera del amor libre y con la cama de 4,5 metros mandada a hacer ocupando el centro de la teoría y de la vida. La falsa celebridad del poliamor pagará caro su poco trabajada no-monogamia, su mala autogestión de los afectos y su promiscua falta de ética”. La obra se estrena en La Plaza.

PUEDES VER Premios Tony 2019 en vivo: Lista de nominados y cuándo ver el evento

A fines de agosto también estrenarán La terapeuta con Alejandra Guerra convertida en una abogada de derechos humanos que ofrecerá un taller de yoga para reclusos, entre ellos, Víctor Polay Campos y Abimael Guzmán.

En Los cerdos no miran al cielo (en setiembre), Natalia Salas será la esposa de ‘El Cauchero’, el narcotraficante más temido de la selva peruana. En tanto, El rancho de los niños perdidos está ambientada en los 80 y ha sido promocionada como una obra LGTB. Mientras Sadhaka habla de una adolescente que se refugia en un huerto para no aceptar un matrimonio arreglado. Entre octubre y diciembre, el festival se despedirá con Los Cops, escrita y dirigida por Pablo Saldarriaga. Se trata de un grupo de policías que se ganan un “sobresueldo” animando despedidas de soltera. “Es un espectáculo de humor con números musicales en vivo”.