Yerma, borrar el estigma

La República
19 04 2019 | 21:00h

Protagonizada por Urpi Gibbons, Yerma aborda la maternidad y las presiones sociales. Por otro lado, la directora Nishme Súmar denuncia el machismo en el teatro. “Es algo de lo que hablamos muy poco”.

Yerma, la celebrada historia de Federico García Lorca, es representada como un viaje hacia la libertad personal. La directora Nishme Súmar escogió a Urpi Gibbons porque buscaba a una actriz que alejara al personaje de los estigmas por su “obsesión” de ser madre. “Hay como un estigma: la loca, la sometida... Para nosotras, Yerma es todo lo contrario. Es una mujer tremendamente inteligente”, nos dice previo a una de las funciones en La Plaza.

En la obra se abre la pregunta: ¿qué es la maternidad?, y qué significa tener un hijo para la protagonista. Evidentemente, también da lugar a que las mujeres que son madres se pregunten realmente por qué quisieron ser madres. “Por supuesto que no está mal (preguntárselo). Y te confieso que hasta a mí misma me ha hecho pensar acerca desde qué lugar he tomado esa decisión”.

PUEDES VER Estrenarán obra “De ratones y hombres” en Arequipa

La obra transcurre entre música interpretada por el elenco. Haydeé Cáceres es la ‘Vieja’, aquella mujer que habla con ‘Yerma’ y le dice que lo que tiene no es precisamente un matrimonio. “La invita a emanciparse” aunque, a la vez, transita en la doble moral. Las actrices muestran letreros como los de las marchas ‘Ni una menos’ y Nishme Súmar tiene su propia opinión sobre colectivos como ‘Con mis hijos no te metas’. “En mí despierta indignación. Relacionar el rol de la mujer únicamente con la maternidad sigue siendo un cuestionamiento que se hace a todas. Y, el no tener hijos, parece como una desgracia que ha caído en la mujer”.

Denuncias en el teatro

Nishme Súmar inició su carrera como directora teatral casi en paralelo con su participación como actriz en Misterio. Dirigió a Wendy Ramos en Cuerda y antes de Yerma dirigió El curioso incidente del perro a medianoche con Sofía Rocha. “Fue tristísimo, pero si hay algo que me da gusto en medio del dolor, es ver cómo se habla de ella con tanto respeto, es totalmente justo porque fue una profesional impecable. Una de las enseñanzas que me deja es trabajar desde la humildad y no desde el ego, como muchos actores de su generación, ¿no? Nos deja esa lección grande”.

¿Qué tan difícil fue hacer una carrera como directora?

Me costó mucho encontrar mi lugar. Me he pasado años profundamente perdida, sin encontrar mi propio lenguaje. Finalmente, encontré el teatro, que es una plataforma en la que se pueden denunciar los temas que me preocupan.

El teatro no está exento de machismo y abuso, ¿no?

Absolutamente no. De hecho, ahora estamos en un momento donde hay fuertes denuncias en la plana docente del Ensad (Escuela Nacional de Arte Dramático).

PUEDES VER Regresa obra de ballet La Bayadera, un relato de amor en la India del siglo XIV

¿Cuál es tu posición? Porque se habla de años de abusos.

Me contactó una profesora del Ensad porque han redactado un carta para exigir un cambio en la plana docente. El objetivo es frenar los abusos, sobre todo contra las mujeres, las alumnas. Yo misma he sufrido el machismo dentro del teatro.

¿Por la falta de oportunidad u otro tipo de maltrato?

Sí, pero tiene que ver más con algunos actores, sobre todo actores mayores que son considerados muy profesionales, pero que tienen un trato absolutamente denigrante contra las mujeres o que se dedican a seducir a compañeras entre escena y escena, de forma sutil pero también de forma explícita. Yo he sufrido hace poco una experiencia con un actor.

PUEDES VER Ciclo de cine sobre compromiso social

¿Con alguien que dirigías?

Sí, y no soy la única. Suele ocurrir, pero es algo de lo que hablamos muy poco. No se denuncia porque incluso para mujeres fuertes, en un sitio de poder, es profundamente confuso.

¿Cuál fue tu reacción y qué va a pasar en adelante?

Yo lo saqué de mi elenco. No puedes seguir adelante después de una agresión, cuando hay personas que se sienten vulneradas. Me he propuesto estar absolutamente comprometida porque siento que tengo la responsabilidad de marcar un precedente. No puedo (nombrarlo) porque involucra a otras personas, pero creo que es momento de tener tolerancia cero. 

Video recomendado