Diego Bertie: “Los peruanos somos más fuertes que cualquier problema”

Desilusionado. Diego Bertie se pronuncia sobre la crisis política que ha dividido al país. En enero vuelve a la pantalla grande con la película Qué difícil es amar.

Desilusionado. Diego Bertie se pronuncia sobre la crisis política que ha dividido al país. En enero vuelve a la pantalla grande con la película Qué difícil es amar.

Empiezas el 2018 con el estreno (el 11 de enero) de la cinta Qué difícil es amar, ¿cuál es tu personaje?

Sí, es una comedia en la que tres hombres de diferentes generaciones que viven juntos (Oscar López Arias, Valentín Prado y yo) deberán enfrentar diversas situaciones con sus parejas. Mi personaje es Toño, un publicista, el mayor de los tres, pero oscila entre ser un poco el padre de ellos y un ‘chibolo’ más. No acepta que su esposa lo haya dejado (Daniela Sarfati) y contrata a una prostituta (Korina Rivadeneira) para recrear con ella las escenas de peleas con su ex esposa, pero esta chica lo ve con otros ojos, por ahí va la trama.

Sabemos que tu música forma parte de la banda sonora de la cinta, ¿eso te ha motivado a retomar esa faceta?

Ha sido motivador escucharlas y ver que siguen vigentes, te das cuenta de que las letras todavía tienen sentido, incluso más que antes, eso me ha dado muchas ganas de volver a cantar. De hecho ya tengo propuestas para hacer una serie de conciertos el próximo año, sería en un escenario chico. Si se concreta, tengo otros temas que me muero por cantar.

¿En qué proyectos te veremos el próximo año?

Está la película El amor es así, en la cual compartiré roles con Sheyla Rojas, aunque por ahora está en stand by el rodaje. Teatro no creo que haga por la distancia, es muy difícil salir de Pachacamac donde grabo ‘De vuelta al barrio’, serie en la que voy a continuar. Además hay la posibilidad de estar en el proyecto de América y Telefé.

La productora Michelle Alexander refirió que el bajo encendido en la TV se debe a la aparición de Netflix y otras plataformas que ofrecen series y demás, ¿coincides con ella?

Totalmente, eso es evidente, el encendido es mucho menor debido a las alternativas que hay para el público, pero dentro de las reglas de la tele, a ‘De vuelta al barrio’ le ha ido bien, hemos estado en el primer lugar en sintonía, estamos por muy buen camino.

¿Crees que el público aún extraña ‘Al fondo hay sitio’?

No lo sé, habría que ver qué pasa si la serie regresa. Siempre la nostalgia es poderosa, pero los guionistas ya no sabían qué más inventar, por eso era necesario una nueva historia. Lo que pasa es que ocupar un espacio tan querido por el público toma un tiempo, hasta para los mismos actores.

En la serie compartes escenas con Milett Figueroa, ¿le ves oportunidad de hacer carrera como actriz?

No me siento la persona capaz para decidir quién tiene talento y quién no. Yo empecé sin saber nada, me llamaron porque salía en comerciales y porque cantaba en un grupo. Yo decidí hacerme actor y ya tengo 35 años en esta carrera. Creo que la actuación es un trabajo de largo aliento y si hay ganas, tienes todo para seguir creciendo. Pero Milett tiene una cierta continuidad en la ficción que no creo que sea por gusto. Algo le verán los productores para llamarla, yo no tengo prejuicios con las nuevas figuras.

¿Cómo evalúas este año que estamos por cerrar a nivel personal y como país?

Ha sido un año increíblemente intenso para todos, desde el fútbol hasta la política, este año hemos demostrado que cuando los peruanos nos juntamos, somos más fuertes que cualquier problema que podamos tener. Todas las circunstancias políticas que puedan incomodar palidecen cuando hay compromisos como peruanos mucho más grandes. Creo que todos unidos podemos transformar este país, más que los de la clase política. En lo personal, estoy muy contento con el trabajo, mi hija se graduó en el colegio y está por empezar la universidad y mi hijo chiquito empezó a caminar... Creo que hay que festejarlo este año y empezar con buenas vibras el que viene.

Pero cerramos el año con un indulto, para un sector injustificado...

No sé si es injustificado o no, el problema es que se hace evidente que ha sido un arreglo. No han sido ni siquiera lo suficientemente cuidadosos para que esos actos no generen esa percepción en nosotros, es como muy evidente y eso nos causa desilusión del gobierno y nos deja una desazón como peruano y como votante. Acá el punto no es si Fujimori está libre o no, el presidente tiene el poder para indultar pero... que no nos agarren de lornas.

Pasaremos a un nuevo año con mucha zozobra respecto a lo que puede pasar en el país...

Así es. Y que no exista una vacancia no significa que el error no existe. Se ha salido de esa figura pero todavía hay muchas cosas que responder de parte del gobierno y de los anteriores también. Creo que el próximo año van a tener que seguir negociando mucho más, pero ojalá que esa negociación no supere las necesidades reales del país.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO