Keiko Fujimori y Pedro Castillo empatados: todo en manos de la ONPE

Los siguientes días serán decisivos. El conteo rápido de América TV/Ipsos Perú arroja un 50,2% de los votos para Pedro Castillo y 49,8% a favor de Keiko Fujimori. La diferencia, estrecha, hace imposible vislumbrar a un ganador seguro. El conteo oficial, que ya empezó, tendrá que definir al nuevo presidente de la República.

Fujimori emitió un pronunciamiento antes de los resultados del conteo rápido. Castillo se llamó a la calma a sus simpatizantes en Tacabamba. Foto: composición
Fujimori emitió un pronunciamiento antes de los resultados del conteo rápido. Castillo se llamó a la calma a sus simpatizantes en Tacabamba. Foto: composición
Enrique  Patriau

De acuerdo con el conteo rápido de Ipsos, Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, y Pedro Castillo, de Perú Libre, se encuentran empatados. Se conocerá al ganador cuando la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) concluya con el conteo.

Con un margen de error de +/-1, el conteo rápido de Ipsos arrojó que Castillo consiguió el 50,2% de los votos, mientras que Fujimori el 49,8%. Todo muy cerrado. Una diferencia de dos puntos entre ambos hubiese permitido avizorar a un posible ganador, a falta de confirmarse con la contabilidad oficial. La estrecha diferencia obliga a esperar que la ONPE se pronuncie en los siguientes días.

Hay que advertir, además, que la encuestadora Ipsos nunca se ha equivocado con el conteo rápido al 100%.

Antes, a las 7 de la noche, con las mesas cerradas, Ipsos había revelado el boca de urna, que, como se sabe, tiene un mayor margen de error, de +/-3%. En este, Fujimori aparecía con 50,3% y Castillo con 49,7%. Una diferencia de 0,6%.

Lo que se necesita ahora es tener tranquilidad y esperar a que la ONPE haga su trabajo, de la manera más prolija posible. Y, además, rápidamente para tratar de reducir a lo mínimo posible la incertidumbre.

El dato. Keiko Fujimori salió a emitir un pronunciamiento antes de que se conocieran los resultados del conteo rápido de Ipsos. Dijo que no hay ganadores ni perdedores. Foto: AFP

La jornada

La votación de ayer ha supuesto el final de una campaña muy larga y bastante polarizada, sobre todo en su segunda vuelta. Los primeros sondeos luego del 11 de abril le daban a Castillo una cómoda ventaja sobre su rival. Pero esta diferencia se fue acortando, poco a poco. Hay varias razones. Por ejemplo, la campaña de Fujimori estuvo mejor organizada. Al frente, Castillo demostró improvisación. También es justo decir que este tuvo a la mayoría de los medios de comunicación en su contra.

Un ejemplo de esta polarización ocurrió cuando la candidata a la primera vicepresidencia de PL, Dina Boluarte, fue a sufragar. Fue agredida cuando se estaba retirando de su centro de votación, el complejo deportivo recreativo Paul Harris ‘Morococha’, en el distrito de Surquillo. Luego de votar, habló con los medios y luego empezaron las ofensas e insultos de parte de simpatizantes del fujimorismo. Incluso, le lanzaron un polo naranja. Boluarte atinó a responder: “No sean agresivos. Yo creo que la polarización no le hace bien al Perú”.

Asimismo, hubo una denuncia —atendida por la ONPE— sobre un caso de llenado fraudulento de actas en Carabayllo. Se reportó de manera inicial que el responsable era un personero de PL. El caso fue derivado a la fiscalía para su investigación.

Castillo votó en Cajamarca. Y aunque inicialmente se había dicho que recibiría los resultados en Lima, finalmente optó por quedarse en su tierra.

Al conocerse las proyecciones iniciales del boca de urna, el candidato se dirigió a sus simpatizantes congregados en Tacabamba. “Convoco al pueblo peruano de todos los rincones del país a asistir en paz a las calles para estar vigilantes en la defensa de la democracia”.

Fujimori sí estuvo en Lima, acompañada por su familia y dirigentes de FP, en La Molina. Un video en el que aparecen celebrando todos luego del flash electoral fue difundido por los medios de comunicación.

Más tarde, hacia las nueve y media de la noche, Keiko Fujimori se presentó ante los periodistas para ofrecer un pronunciamiento, sin opción a preguntas.

“Esta campaña ya terminó y será necesario tender puentes con los demás grupos políticos. Se quiere un cambio con una visión diferente del país. Acá no hay un ganador ni un perdedor. Lo que se tiene que buscar es la unidad de todos los peruanos y desde ya invoco a la prudencia, a la calma y a la paz, a ambos grupos, a los que votaron y no votaron por nosotros”, expresó.

Y añadió que ella y su partido van a esperar los resultados oficiales de la ONPE. También pidió a los personeros de FP quedarse hasta el final en los escrutinios, dando a entender que espera que la pelea sea cerrada y voto a voto.

Pedro Castillo se dirigió a sus simpatizantes congregados en Tacabamba. Los llamó a la calma y a la prudencia. Foto: Aldair Mejía/La República

Un reflejo

Los resultados preliminares son un reflejo de la fragmentación que se ha visto en estas semanas de campaña. El papel de los medios de comunicación, incluso, ha sido muy cuestionado.

Buena parte de los ciudadanos han percibido que la mayoría ha orientado sus coberturas a favor de Fujimori. Así lo evidenció un sondeo del Instituto de Estudios Peruanos.

El profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú Óscar Vidarte comentó al respecto en su cuenta de Twitter: “La fractura se expresa de diversas maneras. Es necesario que los líderes se manifiesten, traigan calma, no pueden seguir promoviendo el odio. Pero también se necesita un mea culpa de los medios, cosa que no veo. Es la única forma de reconciliarnos”.

Lo que viene ahora es que la ONPE termine con su conteo oficial. No se sabe exactamente cuándo concluirá este. Hay que recordar, en todo caso, que es la oficina electoral la única que tiene la potestad de determinar al ganador del proceso. Luego de saberse el conteo rápido de Ipsos, la plaza de Armas de Tacabamba fue el centro de una celebración popular.

El 28 de julio, uno de los dos, o Castillo o Fujimori, asumirá el poder como presidente (o presidenta), y con urgencias inmediatas. La salud y la economía (muy golpeadas por la pandemia) serán prioridades inmediatas. En cualquier caso, lo que se necesitará de cualquiera de los dos será, primero, trabajo duro y comprometido. Y, segundo, capacidad de sentarse a conversar, dialogar y llegar a acuerdos mínimos.

Escenario favorable para Castillo

Fernando Tuesta, exjefe de la ONPE

El conteo rápido de Ipsos para América TV al 100% coloca en la más alta probabilidad de triunfo a Pedro Castillo, pese al resultado ajustado. Digo probabilidad, no seguridad. Ya está incluido en esta medición el voto en el exterior, la esperanza de Keiko Fujimori. En cambio, el rural de fondo aún se puede manifestar. Un antecedente: la encuesta de Ipsos de primera vuelta del sábado 10 de abril, la boca de urna e incluso el siempre preciso conteo rápido estuvieron por debajo de lo conseguido por Pedro Castillo. Se observa, además, un voto escondido a favor de Perú Libre, sobre todo en Lima, al comparar el boca de urna y conteo rápido. Cierto es que hay que esperar, pero Ipsos nunca se ha equivocado en el conteo rápido. Este se desarrolla con una muestra muy grande de actas electorales. Lo que entregará la ONPE, por el contrario, es un porcentaje de una sumatoria de actas conforme estas llegan. Primero, las más cercanas (que favorecen a Keiko) de centros de cómputo y luego las más alejadas (que favorecen a Castillo). No es una muestra al azar y, por lo tanto, más cercano al resultado final es el de Ipsos, comparado con la primera entrega de ONPE. Pero rápidamente este organismo electoral alcanzará, quizá hoy, cerca del 90% de los votos que serán casi inamovibles.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.