Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
Shakhtar vs. Inter - Sigue el minuto a minuto del partido por Champions League Ajax vs Besiktas - En directo el duelo por el grupo C de la Champions League

Julio Guzmán: ¿cómo afectó el gobierno de Sagasti en su candidatura?

Especialistas aseveran que no poder reflejar su desvinculo con el presidente fue un golpe a su postulación, la cual obtuvo el 2,3% de respaldo, lejos de los primeros lugares.

La gestión de Sagasti perjudicó a Guzmán en las elecciones. Foto: composición / La República
La gestión de Sagasti perjudicó a Guzmán en las elecciones. Foto: composición / La República
Piero Espíritu

De acuerdo a encuestas en febrero de 2016, Julio Guzmán logró posicionarse en el segundo lugar en intención de voto, por detrás de Keiko Fujimori; sin embargo, un mes después, su deseo de llegar a la presidencia fue interrumpido tras su exclusión. Para las Elecciones Generales 2021, se planteó la misma meta y, a pesar de que logró participar, obtuvo poco apoyo del electorado. ¿Qué sucedió para que se diera este declive? Especialistas señalan como una de las causas al Gobierno de Francisco Sagasti.

El excandidato a la segunda vicepresidencia por el Partido Morado asumió el Poder Ejecutivo en medio de una crisis sanitaria, económica y política, donde el más ansiado deseo de la ciudadanía era la llegada de las vacunas contra el coronavirus.

Desde un primer momento, Julio Guzmán aseveró que se desvincularía de la gestión de Sagasti y en muchas entrevistas en las que se presentó reiteró sus declaraciones. No obstante, la tendencia en las encuestas que tenía el exaspirante al sillón presidencial era decreciente. Por tal motivo, en marzo confesó a la prensa que la ‘sombra’ del Gobierno le restaba posibilidades para las elecciones del 11 de abril.

Sagasti está al mando del Gobierno de emergencia y transición. Foto: difusión

El Gobierno afectó la candidatura de Guzmán

El experto en ciencias políticas, David Sulmont, afirmó que la gestión del actual gobierno afectó la candidatura de Guzmán, debido a que tuvo que enfrentar la crisis sanitaria que sigue viviendo el país por la pandemia de la COVID-19.

“Cualquier Gobierno, en estas circunstancias, la tenía difícil. Si Manuel Merino hubiera seguido como presidente, probablemente le hubiera ido igual o peor que a Sagasti, y eso hubiese afectado la candidatura de Yonhy Lescano″, precisa.

Al ser consultado por qué algunos ciudadanos declinaron votar por Guzmán, debido a que percibieron de forma negativa la gestión de Sagasti, el especialista manifestó que se debió a que lo importante para las personas es ver resultados sin ver el contexto de fondo.

“Es como cuando uno va a un restaurante, no le importa qué hagan en la cocina, lo que importa es que le traigan el plato a tiempo. La ciudadanía espera resultados del gobierno. Entonces, se pueden hacer todos los esfuerzos para producir resultados, pero estos son vistos como insatisfactorios frente a la magnitud del reto y ese es un problema que cualquier gobierno hubiese enfrentado”, explica.

El especialista en temas electorales, Jorge Jáuregui, opina que pese a que influyó poco, Sagasti le quitó esa posibilidad de ser “una novedad y una oposición” al candidato del Partido Morado.

“Culturalmente entendemos que la política debe ser confrontacional, no de construir consensos. Si un partido ya está en el Ejecutivo, no se logra ver como la novedad que puede hacer un cambio”, asevera.

Además, indica que el discurso del Partido Morado, al cual pertenece el presidente, no expresa el sentir de la mayoría de electores y añade que cualquiera que hubiera estado en el poder se habría perjudicado junto a todo su partido.

“No es el discurso que prioritariamente quiere escuchar el gran electorado. Lo fundamental para ellos es la salud, comida, vacunarse lo más pronto posible o recuperar el trabajo informal que tenían”, agrega.

El politólogo Renato Soto expone que las personas no desvincularon a Francisco Sagasti con Julio Guzmán debido a que no fue muy crítico con el Gobierno y la propia bancada del Congreso defendía al mandatario.

“La propia bancada morada defendía a Sagasti desde el Congreso y Guzmán no fue muy crítico. Eso sumado a una campaña de postura moderada en un contexto de crisis, en el que mueren a diario y pasan hambre las personas, le pasaron factura. En este tipo de situaciones, las posturas políticas moderadas no pegan”, manifiesta.

Julio Guzmán quedó en el onceavo lugar en las elecciones presidenciales. Foto: Luis Jimenez

Otros hechos que lo perjudicaron

Sulmont indica que al excandidato presidencial le faltó más actividades de campaña y carisma. Argumenta que eso se vio reflejado en el desempeño de su lista parlamentaria, que fue mejor al de la plancha presidencial que lideraba.

Allí también hay un problema de la propia candidatura de Guzmán. Un postulante que no llegó a despegar o a sentirse como un candidato con fuerza”, dice.

Por su parte, Soto apunta a que Guzmán no pudo conectar de manera emocional con los electores y se enfocó en resaltar su plan de gobierno.

Las personas están buscando conectar emocionalmente con el candidato, como ocurrió con Pedro Castillo. Si no lo haces, de nada vale que tengas el mejor plan de gobierno”, recalca.

Jáuregui asegura que la gente no creyó en el desvinculo de Sagasti y Guzmán por el discurso liberal del Partido Morado, que no conecta con la mayoría de peruanos. En esa misma línea, declara que el incidente en el que se le ve saliendo de un hotel incendiándose, donde estuvo acompañado de una militante de su partido, lo hizo perder liderazgo.

“Lo del hotel y la de infidelidad no cala. Pierde liderazgo una persona con esos errores. Guzmán parece un tecnócrata con un discurso muy norteamericano y eso no encarna en los valores que el gran electorado quiere escuchar”, afirma.

Era la segunda vez que Guzmán postulaba a la presidencia de la República. Este año lo hizo con el Partido Morado. Foto: La República

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.