Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe

División de las izquierdas no influiría en candidatura de Pedro Castillo

Harold  Quispe

Pedro Castillo pasó a la segunda vuelta con más del 19% de votos válidos emitidos por la ONPE. Foto: composición de Gerson Cardoso/La República
Pedro Castillo pasó a la segunda vuelta con más del 19% de votos válidos emitidos por la ONPE. Foto: composición de Gerson Cardoso/La República

Analistas sostienen que a pesar de que agrupaciones de Juntos por el Perú, Perú Libre y Frente Amplio mostraron sus diferencias, esto no sería un factor determinante para los votos del candidato.

En estas Elecciones Generales 2021, se presentaron tres agrupaciones políticas con ideologías de izquierda que buscan cambiar la actual Constitución, así como modificar el modelo económico que rige el país. Estas son: Frente Amplio (FA), Juntos por el Perú (JP) y Perú Libre (PL).

En el caso de Juntos por el Perú, con Verónika Mendoza a la cabeza, los votos estuvieron representados en un 7,86%, mientras que el Frente Amplio de Marco Arana solo obtuvo un 0,45%, de acuerdo al conteo de los votos válidos al 100% de actas procesadas por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

No obstante, fue Perú Libre de Pedro Castillo que tuvo mayor respaldo con el 19,06% de los votos, siendo el único que competirá en segunda vuelta con la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien representaría al sector empresarial.

Para Luis Benavente, director de Vox Populi, el alto porcentaje de Pedro Castillo sobre los otros grupos de izquierda se dio “por circunstancias” que se dieron antes del proceso electoral.

El analista recordó que a Verónika Mendoza le restó la candidatura de Gregorio Santos el 2016. Este le quitó un buen número de votantes en regiones como Cajamarca donde tuvo una diferencia del 40%.

Benavente aseguró que ahora le pasó lo mismo con Castillo, quien tuvo un mayor respaldo en regiones como Puno, Cusco, Moquegua, Arequipa y Tacna, quitándole votos a varios candidatos en el sur.

“Eso significa que en esas regiones a ella (Verónika Mendoza) le gana siempre alguien que está más a la izquierda. Le ganaron igual que antes. Santos, al final de cuentas, era un personaje cuestionado, procesado de corrupción y polémico, pero Pedro Castillo no tiene proceso judicial, él tiene la cancha más libre”, explicó a La República.

A la espera. Verónika Mendoza tiene dudas sobre Castillo, pero no piensa apoyar a Fujimori. Foto: EFE

Alianzas frustradas entre JP, Nuevo Perú, FA y Perú Libre

En setiembre del 2020, Marco Arana descartó cualquier alianza con Juntos por el Perú, partido que se alió a Nuevo Perú de Verónika Mendoza para participar en los comicios este año.

El líder del Frente Amplio calificó de “inaceptable” plantear un proceso de unidad con organizaciones políticas donde sus lideres están involucrados en “violación de derechos humanos”. Esto, en referencia a Yehude Simon, ex primer ministro investigado por recibir dinero de la empresa Odebrecht.

El sociólogo Alberto Adrianzén dijo que esta primera división “fue un error” pues se habría perdido la posibilidad de llevar al Frente Amplio a tener mayor votación con Verónika Mendoza, quien en el 2016 logró el tercer lugar con el 18% de respaldo.

“Tengo 50 años militando siempre en la izquierda. Creo que fue un error que se haya dividido el Frente Amplio. Me parece que ahí se perdió la posibilidad de que pueda ser un partido importante en el país (…) Espero que algún día Marco Arana entienda que fue un error”, manifestó a este medio el también excandidato al Parlamento Andino con JP.

Verónika Mendoza, Vladimir Cerrón y Gregorio Santos habían anunciado una alianza pero no se concretó al final. Foto: difusión

Anteriormente, en octubre de 2019, Verónika Mendoza y Vladimir Cerrón, recientemente sentenciado por corrupción, anunciaron una alianza política entre Nuevo Perú, Juntos por el Perú y Perú Libre con miras a las elecciones congresales del 2020 y las presidenciales del 2021.

Sin embargo, esta alianza no se concretó debido a que no se pudo subsanar las observaciones dadas por el Jurado Nacional de Elecciones.

Por otro lado, este acuerdo trajo consecuencias en Nuevo Perú, pues los exparlamentarios Tania Pariona, Marisa Glave, Indira Huilca, Richard Arce y Horacio Zeballos renunciaron a la agrupación política como muestra de su rechazo por la unión con Vladimir Cerrón, fundador de Perú Libre.

“A partir del 2000 en adelante no hubo una fuerza propia de izquierda que ahora, en mi opinión, representa Verónika Mendoza para no seguir creyendo que es votar por el mal menor, que es lo que pasó con otros candidatos. (….) Estuve en Juntos por el Perú desde antes de la alianza con Nuevo Perú. Este grupo fue un derivado del 2016″, precisó Adrianzén.

Diferencias entre líderes de izquierda no influiría en Pedro Castillo

Semanas antes de los comicios el 11 de abril, Verónika Mendoza comunicó que Yehude Simon no formaba parte de su agrupación política, pese a que este afirmó que solo estaba de licencia en Juntos por el Perú.

Mendoza, además, señaló que la separación de Simon se trató de “un acuerdo institucional dentro del partido” y no de una decisión que ella tomó directamente.

Ante esto, el extitular de la PCM y fundador del Partido Humanista, organización unida a Juntos por el Perú, aseguró que, tras una reunión entre las bases, se acordó no votar por Mendoza, pero sí por Pedro Castillo, candidato la presidencia con Perú Libre.

Posteriormente, recalcó que este apoyo se da “por convicción” y que no se trata de una “venganza política” contra Mendoza, a quien calificó de “mal agradecida” ante la prensa.

Estamos apoyando al profesor Pedro Castillo por convicción, no por lo que dijo Verónika porque veníamos apoyándolo desde antes. La gente del Partido Humanista se juntó para apoyar al profesor”, subrayó Simon en Exitosa el último miércoles.

Verónika Mendoza ratificó que Yehude Simon fue apartado de Juntos por el Perú, y este la calificó de "mal agradecida". Foto: composición/La República

Por su parte, David Sulmont no cree que estas rupturas en Juntos por el Perú y el apoyo del Partido Humanista hayan favorecido a Pedro Castillo de Perú Libre en el respaldo obtenido el pasado domingo.

En diálogo con esta redacción, el politólogo explicó que “hasta el último momento el electorado estuvo buscando a alguien” y que el elegido fue el exrepresentante del Sutep pues hasta una semana antes los votantes indecisos tenían mayor porcentaje.

No creo que haya influido o que haya sido determinante (las rupturas en JP). No hay en el Perú identidades políticas fuertes que permitan a algunos líderes endulzar votos (….) Desde el principio de la campaña había gruesos sectores del electorado que no se sentía atraído por ninguna de las opciones. Esto se vio hasta el final, hacia la opción de Pedro Castillo como el candidato que tiene un perfil más popular”, acotó.

Para Sulmont, la mayoría de votantes de izquierda no eligieron a Mendoza debido a que “buscaban a alguien distinto” de las elecciones pasadas y no tanto por su plan de gobierno que, de acuerdo al analista, era muy parecido al de Castillo.

“El electorado no se descantó con Mendoza porque está buscando a alguien nuevo, a alguien distinto y Mendoza pudo ser vista como alguien que ya tuvo su oportunidad. En términos comparados, Mendoza también ofrecía un programa más de cambio”, mencionó.

Encuesta América TV - Ipsos Perú reveló que Pedro Castillo superaría a Keiko Fujimori en la segunda vuelta. Foto: La República

Por otro lado, Benavente opinó que Castillo recibió la primera vuelta “bien parado” y sin hacer una campaña descomunal, ni un paradigma del marketing político y tuvo mayor votación debido a “circunstancias que desfavorecieron a los demás” candidatos.

“El malestar de un buen número de ciudadanos es peor que hace cinco años donde el efecto de Odebrecht recién comenzaba y no era tan fuerte. Tenemos también la pandemia que ha dejado sin empleo, y con muchas muertes en millones de hogares peruanos que no ocurría hace cinco años. Hay mucho más de que quejarse”, dijo.

En otro momento, Benavente se mostró de acuerdo con Sulmont en que las divisiones de los partidos de izquierdas tampoco influirán en la segunda vuelta de Pedro Castillo.

El voto ideológico no fue tan amplio para ayudar a la candidatura de Pedro Castillo (….) Buena parte de ese voto no es un voto ideológico, creo que más hubo un tema de impacto, de estímulos, actitudes y conductas electorales que más de conductas partidarias o acuerdos políticos o divisiones partidarias. Este un voto que busca una alternativa fuerte, radical, contrastada a una situación crónica, larga, de corrupción, de ineficiencia del Estado, del fracaso de la pandemia, de abandono social”, aseveró.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.