APRA: el declive del partido en los últimos años

El partido va camino a perder la inscripción, dijo Nidia Vílchez, luego de que se anunció el retiro de su candidatura para las elecciones generales 2021.

El APRA tiene 96 años de creación y tras faltas administrativas, perdería la inscripción como partido. Foto: composición de Fabrizio Oviedo/La República
El APRA tiene 96 años de creación y tras faltas administrativas, perdería la inscripción como partido. Foto: composición de Fabrizio Oviedo/La República
José Astete

Este viernes 15 de diciembre, la Comisión Política del Partido Aprista decidió retirar su fórmula presidencial encabezada por Nidia Vílchez y junto a ella las listas parlamentarias que habían logrado inscribir a menos de tres meses de las elecciones generales.

Esta situación deja prácticamente fuera de la carrera electoral a la organización política y la haría perder su inscripción ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) tras 96 años de su fundación.

Sin embargo, este no es el inicio del declive del partido que un día se erigió como uno de los más populares a nivel nacional y que consiguió que sus representantes gobiernen el país hasta en cuatro ocasiones, ya que desde hace varios años no logra obtener los votos ni el apoyo del que alguna vez gozaron.

Último año en el poder

El 2006 fue el último año en que el APRA tuvo una gran representación política en el país: el fallecido Alan García fue electo como presidente de la República, pese a su gestión de 1985, la cual hizo que el Perú tuviera una alta devaluación en la moneda y una hiperinflación.

En las elecciones de aquel entonces García consiguió pasar a segunda vuelta, con un 24,3% de votos, junto a Ollanta Humala, representante de Unión por el Perú (UPP), quien obtuvo 36,5% de votos.

Pese a la gran diferencia que hubo en la primera vuelta, en la siguiente ronda de elecciones el representante presidencial del APRA se alzó con la victoria con un 52,6%. Del mismo modo, la organización tuvo 36 representantes en el Congreso, solo por detrás de UPP que logró alcanzar 45 curules.

Alan García fue presidente de la República con el Apra en 1985 y en 2006. Foto: difusión

Casi sin representantes

En los comicios electorales de 2011, la aspirante al sillón presidencial por el Partido Aprista era Mercedes Aráoz; sin embargo, tras una serie de desacuerdos con el partido terminó por retirarse y nadie más ocupó el puesto.

Ese mismo año solo consiguieron cuatro representantes en el Parlamento, una decepcionante cifra comparada con los 36 escaños que habían obtenido en las elecciones pasadas.

En el 2016, Alan García quiso repetir por tercera vez su paso por Palacio de Gobierno, pero apenas logró un 5,83% de votos. Esto debido a su cuestionable gestión durante el periodo 2006-2011. Sumado a ello, no lograron obtener ningún lugar dentro del Congreso de la República.

Mercedes Aráoz iba a postular con el Apra como candidata presidencial en 2011, pero se retiro. Foto: difusión

La imagen del APRA fue deteriorándose aún más con una serie de investigaciones que el Ministerio Público comenzó a realizar contra García por los presuntos sobornos que recibió de Odebrecht para adjudicarle la ejecución de los tramos 1 y 2 de la Línea 1 del Metro de Lima y para darle la buena pro en la construcción de la carretera Interoceánica.

Sin representación en el Congreso

Uno de las principales muestras de crisis en el APRA fue la falta de respaldo para que integre el Congreso de la República en el 2020, luego de haber participado activamente por 60 años.

Los legisladores apristas del 2016 fueron críticos de la decisión de Martín Vizcarra de disolver la entidad legislativa en setiembre de 2019. Sin embargo, aceptaron la nueva convocatoria a elecciones y buscaron regresar al Parlamento, sin esperar que la población decidió rechazarlos.

El partido había presentado a candidatos al Congreso, entre ellos Mauricio Mulder Bedoya, Nidia Vilchez Yucra y Mijael Garrido-Lecca Palacios. Ante ese fracaso, su dirigencia aseguró que trabajarían en una renovación interna.

Mauricio Mulder y Mijael Garrido Lecca no lograron ingresar al Congreso.

Futuro turbulento

Tras su progresiva caída y ahora con la inevitable perdida de su inscripción ante el JNE, el futuro del Partido Aprista se ve turbulento. Esto debido a que el proceso para una reinscripción puede tardar más de un año, según la politóloga y experta en temas electorales Marisol Cuellar.

Creo que va a ser complicado conseguir una nueva inscripción y estar listo para competir en las elecciones regionales de 2022. Se pide un número de firmas menor a 25.000, comités y una serie de requisitos procedimentales que podrían tardar meses o podría ser un año debido a que estamos en un contexto de pandemia y se tienen que adaptar los trámites”, explicó.

Por su parte, Nidia Vílchez se pronunció tras la decisión que tomó el APRA de retirar su plancha presidencial y sobre cómo ve el camino que debe seguir la organización política.

La plancha presidencial de Nidia Vílchez fue retirada de la contienda electoral por el propio partido. Foto: La República

“Hoy la Comisión Política ha tomado la decisión de retirar las tres listas parlamentarias y la fórmula presidencial porque evidentemente se va camino a una pérdida de la inscripción del partido político en enero o ahora al retirar las candidaturas”, sostuvo en diálogo con RPP.

Al retirar las candidaturas se pierde automáticamente la inscripción del partido, como lo dice la Ley de Partidos Políticos. Entonces, será momento para poder reinscribir al APRA, uno renovado y teniendo como líderes a nuestros jóvenes”, agregó.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.