ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Daniel Salaverry: su fortaleza está en Vizcarra y en Somos Perú

Soportes. Para varios analistas, la desventaja del excongresista está en que aparece en un pelotón de postulantes de los cuales tiene el reto de diferenciarse. Además, no le suma el haber pasado por partidos como el APRA y Fuerza Popular.

El excongresista Daniel Salaverry anunció el lunes 21 de diciembre la inscripción oficial ante el Jurado Electoral Especial de su candidatura a la presidencia por el partido Somos Perú. Foto: La República
El excongresista Daniel Salaverry anunció el lunes 21 de diciembre la inscripción oficial ante el Jurado Electoral Especial de su candidatura a la presidencia por el partido Somos Perú. Foto: La República
Pamela Palacios

A menos de cuatro meses de las elecciones generales, Daniel Salaverry aparece en medio de un pelotón de aspirantes sin posibilidades. Según la encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), cuando la pregunta es asistida tiene una intención de voto de 3,1%; y de 0,8% cuando es espontánea.

Sin embargo, el partido que lo lanza, Somos Perú, alcanza el segundo lugar con 8,3%; y cuenta además con el espaldarazo de la candidatura al Congreso del expresidente Martín Vizcarra, quien aparece en primer lugar cuando se pregunta de manera abierta a los ciudadanos por quién votaría a la Presidencia.

Martín Vizcarra

Esas cifras contradictorias son las que configuran las debilidades y fortalezas de Salaverry. ¿Cómo debe manejarse para salir airoso electoralmente?

Superar a ‘los otros’

Para el analista David Sulmont, la dificultad de Daniel Salaverry es que tiene que diferenciarse de varios candidatos que ocupan un espacio similar y su reto está en definir cómo despegar.

Salaverry va a competir en un pelotón de candidatos de posiciones políticas similares de centro derecha, donde están Hernando de Soto, Yonhy Lescano, César Acuña. El reto es hacerse conocido y diferenciarse de los otros. ¿Con quién compite él?”, señaló.

Pero según el analista Luis Benavente, el estar octavo entre 23 candidatos no lo coloca en una mala posición. “El tema no es cuánto porcentaje tiene, sino en qué posición puedes estar en un momento dado. Salaverry, con 3,1%, está en el tercio superior, no está mal parado”, consideró.

Daniel Salaverry

Sin embargo, según Benavente tiene como desventaja el haber pasado por varias organizaciones políticas. Primero por el APRA, luego por Fuerza Popular (FP) y ahora por Somos Perú (SP). Es cierto que puede ser percibido por un sector como el excongresista que enfrentó al fujimorismo, pero también como el político “desleal” que renunció a la bancada de FP mientras fue presidente del Parlamento.

“Salaverry tuvo su momento cuando fue presidente del Congreso. Un grupo de personas le reconoció que se había enfrentado al fujimorismo, pero otro consideró que lo había utilizado para presidir el Parlamento. Entonces, ese hecho de darle la espalda a FP tiene doble valoración. Años atrás habría ocurrido algo similar en Trujillo, cuando dejó el partido aprista”, recordó Benavente; de ahí que le pareció “curioso” que en el norte del país tenga 3,7% de apoyo.

Benavente destacó como positivo que en el sector socioeconómico A-B tenga 4,2%, aunque en el D-E sea de tan solo 2,4%. En ese sentido, dijo que este dato puede ser favorable, pero también limita su crecimiento cuando es en el sector D-E donde se define una campaña.

Daniel Salaverry

Para el comunicador y escritor Gustavo Rodríguez, Salaverry solo tiene a su favor los reflectores que le dio haber sido presidente del Congreso durante una temporada medianamente lejana y el plus de habérsele ‘volteado’ al keikismo cuando ejercía tal papel.

“No es tan conocido porque, aparte de haber sido congresista por pocos años, no se le reconoce un legado relacionado a la política. Postuló a ser alcalde en Trujillo y no ganó”, anota Rodríguez.

Partido y Vizcarra

Por el momento, la gran fortaleza de Salaverry y su estrategia de campaña se concentran en la marca del partido Somos Perú y en la popularidad del candidato al Congreso Martín Vizcarra. De hecho, ambos ya recorren mercados en zonas populares; y aunque Salaverry aparece a su lado sin mayor notoriedad, para la ciudadanía es el gancho que Somos Perú utiliza para que la mirada del peruano gire al candidato presidencial.

“Lo que más le conviene es su asociación con Vizcarra, que es el político con mayor popularidad porque ha sido presidente, porque cerró el Congreso, por la manera como fue vacado. Falta saber si Vizcarra logra jalar la atención a Somos Perú y que el tener un logo conocido lo pueda beneficiar. Eso podría atraer votos al partido y hacer más conocida la candidatura de Salaverry asociada a Somos Perú”, explicó Sulmont.

Martín Vizcarra

En la misma línea, Benavente subrayó que se trata de un partido que le da una gran valoración a Salaverry. Destacó que se trata de una organización muy limeña (9,6%), pero con 5,9% en la zona rural del país, siendo las regiones con mayor respaldo el oriente con 11,6% y el norte con 8,1%.

“A diferencia de otras elecciones donde el candidato presidencial arrastra el voto parlamentario, acá se espera que sea el voto parlamentario, especialmente el de Lima y el de Vizcarra, el que pueda beneficiar al postulante a la presidencia”, comentó Benavente.

“Tiene a su favor una marca conocida como Somos Perú y el conocimiento que hay de Vizcarra como candidato al Congreso”, finalizó Gustavo Rodríguez.

Todavía no veo un relato en Salaverry

Juan De la Puente, analista político

El porcentaje que tiene en intención de votos Salaverry probablemente sea poco en el contexto de un sondeo de opinión. Considerando que su precandidatura hace tres meses era muy modesta y que el desempeño de Somos Perú también lo fue a lo largo de este año, incluyendo el porcentaje que tuvo en las elecciones en enero, es evidente que no es poco lo que ha logrado cosechar. De hecho es un candidato inesperado.

Él se encuentra en el tercer pelotón de los candidatos que se ubican en el 5% para abajo con enormes posibilidades de crecer y entonces quizá está en la búsqueda de un relato político. Otros candidatos tienen el relato del modelo económico como es el de Hernando de Soto o el relato de los cambios profundos con una nueva Constitución como es en Verónika Mendoza. Todavía no le veo un relato al candidato Salaverry.

Parece que la gran alternativa para su crecimiento sea la candidatura de Vizcarra. De hecho la misma campaña que tiene Somos Perú coloca primero a Vizcarra y luego a Salaverry. En este punto quizá las dos preguntas que se tienen son: la capacidad de endosar votos de Vizcarra respecto a Salaverry y una segunda es cuánto de voto cruzado habrá en relación a la candidatura de Vizcarra. En el Perú ese voto cruzado no ha sido tan voluminoso de manera que la brecha entre quienes votan por el candidato al Congreso y no votan por la lista presidencial no es significativa.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.