Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
LO ÚLTIMO - Vacunación de jóvenes de 21 y 22 años inicia este lunes 27 de setiembre

23 candidatos pugnarán por llegar a la presidencia

Contienda electoral. El balance de los comicios internos en los partidos políticos es negativo, según expertos: ínfima participación de los militantes y la mayoría de agrupaciones apostó por el sistema de delegados, ratificando a los caudillos.

Los reportes de la ONPE revelan que en 16 organizaciones políticas, los candidatos fueron elegidos por asambleas de delegados que no superaban ni los 50 integrantes. Foto: composición/La República
Los reportes de la ONPE revelan que en 16 organizaciones políticas, los candidatos fueron elegidos por asambleas de delegados que no superaban ni los 50 integrantes. Foto: composición/La República
Diego Quispe

Culminado el proceso de elecciones internas, quedaron en esta contienda electoral 23 candidatos presidenciales, quienes tienen hasta el 22 de diciembre para inscribir formalmente su postulación ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE). Solo faltan cuatro meses para los comicios del 11 de abril del 2021. En esta fecha se definirá quiénes pasan eventualmente a una segunda vuelta.

La oferta electoral es amplia, sin embargo, esta responde a un proceso de elección interna –entre el domingo 29 de noviembre y el 6 de diciembre– donde hubo una ínfima participación de los militantes de los partidos y la mayoría de agrupaciones dejó en manos de los delegados la designación de postulantes a la presidencia, el Congreso y el Parlamento Andino.

Solo tres partidos políticos tuvieron competencia interna con la modalidad de un militante, un voto: Partido Morado (PM), Acción Popular (AP) y el Partido Aprista Peruano (Apra). En las demás organizaciones la elección del candidato presidencial básicamente fue un trámite para ratificar las aspiraciones anunciadas, al no existir mayores alternativas al interior de las organizaciones.

Julio Guzmán fue electo candidato presidencial en el PM con la venia de 4.100 morados, de los 16 mil que tiene dicha agrupación política.

Yonhy Lescano salió victorioso en AP, obteniendo el apoyo de 14 mil acciopopulistas de los 200 mil que hay a nivel nacional. Similar situación aconteció a La Casa del Pueblo, donde la exministra Nidia Vílchez recibió la venia de 11 mil apristas, de un total de 200 mil militantes inscritos.

Pese a que estos tres aspirantes compitieron con otros correligionarios en sus organizaciones, obtuvieron un ínfimo respaldo tomando en cuenta la cantidad de afiliados que tienen inscritos.

En las otras cuatro organizaciones, donde rigió el sistema de un militante, un voto, hubo lista única. El Partido Nacionalista (PN) con Ollanta Humala, Frente Amplio (FA) con Marco Arana, Somos Perú (SP) con Daniel Salaverry y Juntos por el Perú (JP) con Verónika Mendoza.

Todos ellos fueron electos el 29 de noviembre.

Sistema de cúpulas

El Partido Popular Cristiano (PPC) tuvo elecciones internas con sistema mixto. El excongresista Alberto Beingolea fue elegido candidato presidencial con el sistema de un militante, un voto, pero los aspirantes a congresistas fueron seleccionados a través de los delegados.

Los reportes de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) revelan que en 16 organizaciones políticas, los candidatos fueron elegidos por asambleas de delegados que no superaban ni los 50 integrantes.

El secretario de la Asociación Civil Transparencia, Iván Lanegra, cuestionó tal figura: “Algunos partidos no llegaron al 50% de participación de sus delegados”.

César Acuña (Alianza para el Progreso) fue elegido candidato presidencial con los votos de 26 delegados, Keiko Fujimori (Fuerza Popular) con 40, Rafael López Aliaga (Renovación Popular) con 15, Daniel Urresti (Podemos Perú) con 40, Fernando Olivera (Frente Esperanza) con 41, Pedro Angulo (Contigo) con 28, José Antonio Vega (Unión por el Perú) con 25, Hernando De Soto (Avanza País) con 39, Pedro Castillo Terrores (Perú Libre) con 27 y George Forsyth con 68 (Victoria Nacional).

Los demás casos son escandalosos, Andrés Alcántara (Democracia Directiva) y Rafael Santos (Perú Patria Segura) fueron elegidos apenas por 12 delegados de sus respectivas agrupaciones.

El exgobernador de Ica Fernando Cilloniz (Todos por el Perú) fue designado candidato presidencial con la aprobación de 10 delegados. Y Ciro Gálvez (RUNA) y Francisco Diez Canseco (Perú Nación) salieron victoriosos con siete votos.

Para el abogado en temas electorales José Tello y el exvocero del JNE Jorge Jáuregui estas cifras evidencian por qué la mayoría de partidos políticos se opuso a que para esta proceso electoral haya primarias abiertas, obligatorias y simultáneas (PASO) y que se les exija tener, como mínimo, una convocatoria del 1.5% del total del electorado en sus comicios internos para continuar en carrera.

“La elección interna debe garantizar unos niveles básicos de transparencia y que haya participación efectiva de los afiliados. En Perú, quienes definen la elección son grupos pequeños. En los partidos donde se han hecho elecciones indirectas el universo de electores que han definido sus candidatos son algo más de 600 personas. ¿Cómo 600 personas de 24 millones de electores pueden definir quiénes son los candidatos?”, cuestionó Jáuregui.

“Estas elecciones internas fueron bastante frías. Y debió ser una elección movilizadora, pero no ha tenido una gran acogida, quizás por el factor de la pandemia o el político haya influido en la poca convocatoria. Sin embargo, la elección a través de delegados ha sido solo la consumación de lo que ya decidieron las cabezas de los partidos políticos”, reflexionó Tello.

El abogado del Instituto Peruano de Derecho Electoral (IPDE) sostuvo que esta situación no mejorará si tampoco no cambia el comportamiento del elector. “La cuestión es: ¿la población sancionará esta conducta ligera de los partidos políticos o se seguirán conformando con este tipo de propuestas cada cinco años?”, comentó.

Si bien para estas elecciones internas la ONPE se encargó de la organización, la publicación de las cifras de militantes y delegados que votaron, también ha quedó en evidencia el pobre nivel de convocatoria que tienen los partidos políticos en sus propias bases o cómo una cúpula apuesta por los caudillos o fundadores o financistas de la organización.

“Tenemos un sistema de representación que no es representativo”, sentenció Jáuregui.

Reacciones

José Tello, abogado electoral

“El elector peruano, en general, no vota a conciencia y al no votar a conciencia, la oferta electoral de los partidos es meramente emotiva y sin mucho contenido y buscan tener a las caras que puedan estar bonitas en el tablero de ajedrez”.

Jorge Jáuregui, exvocero del JNE

“Los peruanos votamos mal sobre una oferta electoral que es definida por una minoría (en las elecciones internas). Los partidos, no todos, son emprendimientos caudillistas. ¿Quiénes postulan? Las personas que financian”.

Claves

Partido Morado. El presidente Francisco Sagasti formalmente todavía integra la plancha de Julio Guzmán como candidato a la segunda vicepresidencia.

Pendiente. El Frente Esperanza está en proceso de inscripción, pero ya tiene como candidato a Fernando Olivera.

Sin presidenciable. Frepap solo presenta lista para el Congreso.

Candidatos para ocupar el sillón presidencial.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.