Economía

BCRP: la inflación comenzó tendencia a la baja

A paso lento. Va disminuyendo por la moderación de los precios internacionales de alimentos y energía. Pero aún seguirán a niveles elevados hasta el segundo semestre 2023.

INEI: Inflación de Lima Metropolitana llegó a 0,94% en julio. Foto: difusión
INEI: Inflación de Lima Metropolitana llegó a 0,94% en julio. Foto: difusión
Fernando Cuadros

Durante julio la inflación en Lima metropolitana llegó a 8,74% —cifra que se toma en cuenta para diagnosticar al país en materia económica—. Dicha tasa representó una ligera caída frente a junio, cuando llegó a un pico de 8,81%.

Al respecto, Adrián Armas, gerente central de Estudios Económicos del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), ratificó lo anunciado hace un par de meses por Julio Velarde: que la inflación comenzará a retroceder desde julio.

“La inflación retornaría al rango meta para el segundo semestre del próximo año. Se proyecta una tendencia decreciente de la inflación debido a la moderación del aumento de precios internacionales de alimentos y energía, así como la reducción de las expectativas (empresariales) de inflación”, explicó.

Es preciso recordar que, hace unos días, Velarde detalló que la inflación cerraría en 6,4% este año; y recién para el tercer trimestre del 2023 bajaría al 2,5%; es decir, dentro del rango meta (entre el 1% y 3%).

Recién a mediados de setiembre, el ente emisor presentará sus nuevas proyecciones actualizadas en su tercer Reporte de Inflación del año.

Aún lejos del rango meta

No obstante, Armas recalcó que la inflación aún seguirá a niveles elevados ante los embates generados por el encarecimiento de los fertilizantes, pese a que los costos internacionales de los granos y los combustibles también están cayendo.

Justamente sobre los combustibles, Armas advirtió que en nuestro mercado persiste “cierto rezago en el traslado de los precios”, pese al paulatino descenso a nivel global; aún así, los precios de los gasoholes continuarán a la baja durante el presente mes.

Economía crecería más sin crisis política

Adrián Armas adelantó que el BCRP estima un crecimiento de 3,5% para la actividad económica durante junio, explicada básicamente por la recuperación del consumo privado, ya que la producción mensual de electricidad creció 8,1% en julio frente al mismo mes del 2019; mientras que el crédito de consumo, 16,9% en similar periodo.

La situación política, desgraciadamente, se refleja en los indicadores de confianza empresarial, y afecta la actividad económica. Hay todavía fuerzas que están ayudando a la recuperación del consumo privado (...). Con la nueva normalidad, hay mayor demanda en el sector servicios, con tasas de más del 40% en alojamiento y restaurantes”, anotó.

Y es que, pese a la reducción de las expectativas de inflación (ver infografía), la mayoría de indicadores sobre el desempeño de la economía para este año se mantienen en el tramo pesimista.

El Perú se mantiene sólido

Armas señaló que, a la fecha, ha habido una tendencia a que el dólar se debilite con la reducción de la inflación en EE. UU. “Nuestra economía tiene fuertes fundamentos en política monetaria y fiscal”, añadió, al ser consultado si es que el convulso panorama político podría afectar las expectativas de los mercados.

En esa línea, recalcó que Perú también tiene la tasa de interés de referencia más baja de la región (ver infografía).

La palabra

Adrián Armas, gerente central de Estudios Económicos del BCRP

“La inflación retornaría al rango meta para el segundo semestre del próximo año. Se proyecta una tendencia decreciente debido a la moderación del aumento de precios internacionales”.

Infografía LR