Fitch rebaja la calificación de riesgo al Perú a BBB

Agencia considera que las perspectivas económicas y de inversión a mediano plazo de nuestro país se han debilitado producto de la volatilidad política en los últimos años.

Ministro de Economía confía en mejorar la clasificación crediticia. Foto: AFP
Ministro de Economía confía en mejorar la clasificación crediticia. Foto: AFP
Economía LR

La calificadora de riesgo Ficht Ratings decidió rebajar la calificación crediticia del Perú para su deuda en moneda extranjera de BBB+ a BBB. No obstante, revisó su perspectiva de negativa a estable.

Fitch Ratings explicó que el ajuste de calificación a ‘BBB’ se debe a una erosión gradual de la fortaleza fiscal, que se vio exacerbada por la pandemia.

“El índice de deuda del gobierno es sustancialmente más alto que en 2013 cuando subimos a Perú a BBB + y los colchones fiscales líquidos se han agotado, erosionando la solidez del balance del gobierno de Perú en relación con sus pares. El crecimiento económico ha estado en declive durante este periodo y Fitch cree que las perspectivas económicas y de inversión a mediano plazo de Perú se han debilitado como resultado de la volatilidad política en los últimos años”, sostiene la calificadora.

PUEDES VER: Permitirán aforo del 100% a restaurantes con área mayor de 200 m²

Es importante mencionar que la calificación BBB refleja un endeudamiento público aún moderado en relación con sus pares, producto de un historial de larga data de política fiscal prudente con una regla fiscal y un ancla de deuda.

La Agencia también señala a una expectativa de crecimiento más baja de la economía peruana y a los retos que podría afrontar la administración pública al verse desafiada por las demandas sociales generadas tras la pandemia. Cabe precisar que en diciembre 2020 Fitch ya había rebajado la calificación de la deuda en moneda extranjera de BBB+ a BBB, pero luego de un proceso de apelación ajusto la deuda a perspectiva negativa.

Al respecto, el ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, añadió que “la pandemia ha erosionado las cuentas fiscales de todos los países del mundo y en el caso de Perú las cuentas fiscales actuales son mucho mejores de las que teníamos el año pasado cuando Fitch y S&P ratificaron nuestra calificación crediticia, definitivamente ha habido una sobrerreacción al tema político que felizmente ya se ha estabilizado, por eso vemos una moderación continua del tipo de cambio, la recuperación de la bolsa de valores, un rebote de los indicadores de confianza y el rally en el mercado de bonos. Confío plenamente en los sólidos fundamentos de externos e internos de Perú y vamos a trabajar arduamente para mejorar la clasificación crediticia de Perú en los próximos meses, tenemos las condiciones para lograrlo. A pesar de todo nos mantenemos como el segundo país con la mejor calificación crediticia de la región”.