Cuba regulará el uso de las criptomonedas en operaciones comerciales

El Banco Central de Cuba (BCC) será la institución encargada de autorizar el uso de activos virtuales para las instituciones financieras y demás personas jurídicas.

Las criptomonedas más populares en Cuba son Bitcoin, Ethereum y USDT según señalan medios locales. Foto: AFP
Las criptomonedas más populares en Cuba son Bitcoin, Ethereum y USDT según señalan medios locales. Foto: AFP
Economía LR

El Banco Central de Cuba (BCC) ha publicado las regulaciones para el uso de criptomonedas y otros activos virtuales en transacciones comerciales.

De acuerdo con la resolución 215/2021, publicada en la Gaceta Oficial de Cuba, la normativa entrará en vigor dentro de 20 días y regulará la entrega de licencia a proveedores de servicios activos virtuales por operaciones financieras, cambiarias y de cobranzas o de pago en la isla.

La entidad cubana define a dichos activos virtuales como “la representación digital de valor que se puede comercializar o transferir digitalmente y utilizar para pagos o inversiones”. En ese sentido, según el organismo, el término abarca los conceptos de activo digital, criptoactivo, criptomoneda, criptodivisa, moneda virtual o moneda digital.

Asimismo, son proveedores de servicios de estos activos virtuales “cualquier persona natural o jurídica que como negocio o en actividades de negocio se dedica al intercambio entre activos virtuales y monedas de curso legal”.

Con esta normativa, además, el BCC es la única entidad autorizada para que las instituciones financieras y demás personas jurídicas puedan usar activos virtuales entre ellas y con personas naturales.

Cabe destacar que, el instituto emisor ha llamado la atención de los “riesgos intrínsecos del uso no autorizado de activos virtuales y de los servicios de estos, así como de consecuencias legales derivadas de ello, en el orden civil, administrativo y penal.

De acuerdo con medios locales, las criptomonedas más populares son Bitcoin, Ethereum y USDT.

Esta decisión ocurre en el marco de la crisis económica que sufre el país, la cual se ha agravado durante la pandemia con una contracción del 11% del PIB en 2020.