LO ÚLTIMO - Ministerio del Interior evalúa plantear declaratoria de emergencia en Lima

Admiten a Sedapal en proceso de amparo que busca proteger el agua en Lima

Recurso. El Poder Judicial admitió la inclusión de la estatal en el proceso contra el proyecto Ariana, que planea construir un depósito de relaves en el corazón de la ruta que abastece de agua a la capital, el cual podría afectar a 10 millones de habitantes.

Sed. Un millón y medio de limeños no tiene agua potable. Foto: difusión
Sed. Un millón y medio de limeños no tiene agua potable. Foto: difusión
Esteban Salazar

Tres meses después de solicitar su incorporación como tercero coadyuvante en el proceso que pide la suspensión del proyecto minero Ariana, el Poder Judicial otorgó a Sedapal la calidad de litisconsorte facultativo activo en la medida de amparo que interpusieron representantes de la sociedad civil en 2019.

Anteriormente, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) se mostraron en contra de que la estatal participe del proceso, que busca preservar el sistema hidráulico Marcapomacocha, comprendido entre el represamiento de seis lagunas, canales colectores y conductores, y el invaluable túnel trasandino Cuevas Milloc.

José de Echave, investigador de CooperAcción, saludó la inclusión activa de Sedapal ante un protagonismo demasiado “formal” de otras entidades que emitieron opinión sin tomar en cuenta los riesgos para la población. Agregó que Ariana fue una muestra de los problemas que subsisten en el Perú, una suerte de segmentación de cada autoridad donde el Ministerio de Energía y Minas (Minem) hizo su trabajo sin manifestarse por la ejecución del proyecto en medio del sistema Marcapomacocha. Lo mismo ocurrió con el ANA, ya que finalmente la alerta vino por parte de los ingenieros de Sedapal.

“Una lección que nos deja Ariana es que necesitamos una autoridad ambiental que sea transversal y transectorial, que los EIA sean aprobados por el Ministerio del Ambiente sin excepción. Se debe buscar que las evaluaciones sean mucho más rigurosas de lo que son hoy, no podemos permitir que se ponga en riesgo el derecho constitucional que tenemos de acceder a fuentes de agua”, apuntó.

Riesgo ante temblores

El proyecto Ariana, ejecutado por la canadiense Southern Peaks Minnig, tiene planeada la construcción de su depósito de relaves a tan solo 115 metros de la entrada principal del Túnel Trasandino Cuevas Milloc, que capta el agua de la cuenca del río Mantaro hacia el río Rímac para abastecer a Lima y Callao, sobre una zona altamente sísmica por sus características geográficas. En la práctica, un evento telúrico de importantes dimensiones podría desencadenar su colapso y consiguiente envenenamiento de más de 10 millones de habitantes.

“No hay que olvidar que todavía existe alrededor de un millón y medio de personas en Lima sin acceso a agua potable. El sistema hídrico tienen que crecer, y para ello es necesario seguir invirtiendo en la zona. Poner en riesgo este sistema de lagunas altoandinas no tienen ningún sentido”, dijo el también exviceministro de Gestión Ambiental.

Cobre y zinc por agua

En efecto, el área en conflicto corresponde a nuestro único canal de trasvase desde el sistema de lagunas en la cuenca del Atlántico hacia el Pacífico. Además, el Túnel Trasandino ostenta el 62% del volumen total de la reserva de agua para los meses de estiaje. Sin embargo, la minera ha sostenido recientemente que “desde el punto de vista hidrológico, no existe posibilidad alguna de que Ariana pudiera afectar dicho sistema”, aun cuando Sedapal halló en las fuentes de agua adyacentes arsénico al límite de los estándares de calidad ambiental (ECA).

“Con este caso, los vecinos de la ciudad de Lima podremos entender por qué pobladores de otras regiones se oponen a proyectos mineros que podrían afectar sus fuentes de agua, en lagunas y represamientos. Si esto pasa en la capital, seguramente se reproduce a mayor escala al interior del país”, concluyó De Echave.

En debate la viabilidad del proyecto

Ariana es un proyecto subterráneo de cobre y zinc. Cuenta con 6,2 millones de toneladas en reservas minables.

Senace, adscrito al Minam, dio su visto bueno al segundo informe técnico de Ariana en marzo del 2020. En setiembre, el titular del Minem, Jaime Gálvez, lo respaldó.

Steven Emerman, doctor en geofísica, recomienda que el proyecto Ariana sea rechazado, pues si colapsara sus relaves fluirían inmediatamente hacia la bocatoma del Túnel Trasandino.

Las cifras

93% de los hogares en Lima y Callao tienen cobertura de agua de Sedapal.

US$ 125 millones destinó Southern Peaks Minning para la construcción de Ariana.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía de La República y recibe todas las semanas las notas de nuestro suplemento dominical en tu correo electrónico.