LO ÚLTIMO - Encuesta IEP: Castillo alcanza un 36.5% de intención de voto y Fujimori se queda con un 29.6%

SK evalúa arbitraje contra Perú por demora en venta de su participación en Camisea

Economía LR

La Republica
Consorcio Camisea

En el 2019, el grupo coreano vendió su participación a Pluspetrol, el cual debió ser aprobado por Perupetro, pero a la fecha aún no se concreta.

El grupo coreano SK Innovation vendió su participación de 17,5% en los contratos de licencia de los lotes 56 y 88 de Camisea, a favor de Pluspetrol Corporation. Para concretarse la operación, debió ser aprobada previamente por Perupetro, según informó el Ministerio de Energía y Minas (Minem) en esa época.

Y es que la evaluación de Perupetro busca determinar si la capacidad técnica y financiera de Pluspetrol califica para adquirir dicha participación en cada uno de los contratos de licencia de Camisea.

Luego, de aprobarse la calificación requerida para la transacción, se llevará a cabo la cesión mediante la modificación del contrato, el mismo que debe ser aprobado mediante Decreto Supremo refrendado por el Minem y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Es este paso el que quedó estancado, tras dos años de realizarse la venta. Ello está generando que la empresa SK evalúe interponer un arbitraje internacional contra Perú, ya que consideran que ‘está reteniendo su decisión de aprobar la salida de SK del proyecto de gas de Camisea’.

“Si Perú aprueba el acuerdo para fines de febrero, se evitaría un arbitraje largo y costoso”, manifiesta la empresa, que afirma que no ha podido continuar con la venta propuesta por 1.502 millones de dólares sin la aprobación del Gobierno.

“El Gobierno peruano está reteniendo la aprobación para realizar enmiendas a los acuerdos de licencia de Camisea con los miembros restantes del consorcio que no están relacionados con la salida de SK y que no tiene derecho a negociar”, apunta SK.

La decisión de salida es parte de la estrategia de SK para centrar la inversión en tecnologías y fuentes de energía neutrales en carbono, incluidas las baterías.

Fuente: Bloomberg