Economía presenta mejora del 31,5% respecto a abril

Christian Silva

christian.silva@glr.pe casg14

26 Oct 2020 | 1:39 h
Otro de los motivos de la mejora se da por el plan de lucha contra la COVID-19 implementado por el Estado, explicó en agosto la ministra María Alva. Foto: Difusión
Otro de los motivos de la mejora se da por el plan de lucha contra la COVID-19 implementado por el Estado, explicó en agosto la ministra María Alva. Foto: Difusión

Reactivación gradual. La pandemia provocó una fuerte contracción del PBI; sin embargo, en agosto la caída fue considerablemente menor. Se recuperaron un millón y medio de empleos, pero más en el sector informal. Las expectativas empresariales también mejoraron en comparación con inicios del estado de emergencia.

La economía nacional, al igual que en otros países, sufrió un fuerte impacto con la pandemia de la Covid-19. La caída fue profunda al inicio del confinamiento, pero en los últimos meses se van presentando mejoras.

Y es que el estado de emergencia aplicado desde mediados de marzo llevó a que las actividades se detengan y la economía opere en un 44,1%. Esto ocasionó que en abril el producto bruto interno (PBI) se contraiga -40,49%.

En mayo la caída siguió siendo drástica (-32,75%), pero menor que el mes anterior. Esto debido a que se empezó a abrir la economía por etapas. En junio se registró -18,06% y julio -11,71%. Para agosto, la reducción fue de un dígito (-9,82%).

Si bien con dos trimestres en números negativos, el país está en recesión, al hacer un comparativo desde el inicio del confinamiento se muestra un crecimiento del PBI general. Respecto a su anterior mes, mayo tuvo un crecimiento de 8,51%, en junio se creció dos dígitos (14,56%), y julio aumentó 7,46%, mientras que en agosto solo 2,43%.

¿La economía se encuentra mejor entonces? Luis Arias Minaya, economista de Indeconsultores, precisó que la economía de agosto mejoró en 31,5% respecto a la caída de abril, pero que aún seguimos saliendo de un hoyo –"uno de los más profundos del mundo"–, mientras que la recuperación económica aún demorará.

“Se dice que la economía peruana es la que más se ha recuperado, porque fue la que más cayó. Aún seguimos saliendo (del hoyo), aunque continuamos bajo superficie. Estamos en el proceso de transición y todavía puede demorar recuperar los niveles prepandemia”, precisó el especialista y agregó que el salto económico de mayo a julio se debió a un tema de oferta –la reapertura de las actividades empresariales–.

Este crecimiento sucede en simultáneo con el reinicio de las actividades económicas, que pasaron de operar 44,1% al inicio del confinamiento a un 96,3% en la fase 3 de la reactivación.

Otro de los motivos de la mejora se da por el plan de lucha contra la Covid-19 implementado por el Estado, explicó en agosto la titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), María Alva.

Por ejemplo, el sector manufactura, que cayó -54,91% en abril, ya registraba una contracción de -12,09% en agosto. La construcción también mostraba mejoras diferenciadas, de -89,72% y -6,50% en esos meses, respectivamente. En tanto, el comercio tuvo variaciones de -65,41% y -8,12%.

Asimismo, el consumo de cemento en abril tuvo una pérdida de -98,56% y para agosto ya registraba un incremento de 1,31%

No obstante, Arias Minaya insistió en que ahora la recuperación está a un ritmo lento por un tema de demanda.

Apoyo Consultoría en su reciente reporte informó que el índice de confianza del consumidor en la Lima Metropolitana estaba en un bajo nivel, 38 puntos, por el deterioro del mercado laboral, específicamente el empleo adecuado.

Planes de reactivación

El Gobierno implementó medidas para paliar la crisis desde el lado sanitario y económico. En este último, se entregaron subsidios y se liberó parte de los ahorros previsionales y de la CTS. Para las empresas se subsidiaron parcialmente las planillas laborales, se flexibilizaron las obligaciones tributarias y se lanzaron los programas crediticios Reactiva Perú y el FAE-Mype –del que se también se creó para sectores de turismo y agrario–.

Según el primer ministro, Walter Martos, el plan de lucha contra la Covid-19 ha requerido un gasto aproximado de S/ 138.000 millones. De ese monto, alrededor de S/ 87.000 fueron para “evitar que se rompa la cadena de pagos”.

La implementación de este plan se dio gracias a la solidez de las finanzas públicas, según Alva. Sin ello, señaló que la economía habría caído -20% este año. Pero la proyección ahora es de una caída de -12% para este año y un crecimiento de 10% el 2021, por rebote estadístico.

Cabe recordar que la economía seguiría en números negativos hasta el primer trimestre de 2021, según BBVA Research.

En esta situación, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que el Perú caerá en -13,9% este año, uno de los mayores descensos en Latinoamérica y el Caribe, por lo que tendrá un crecimiento de 7,3% para el 2021. La recuperación plena del país se daría a finales del 2022, estimó.

Empleo e informalidad

La pandemia y el freno económico también se reflejaron en los empleos. Según el INEI, entre abril y junio –en pleno confinamiento general– hubo una pérdida de casi 2,7 millones de puestos de trabajos (55,1%) en Lima Metropolitana y Callao. Mientras que a nivel nacional, en ese mismo tiempo, se perdieron 6,7 millones de trabajos. Los grupos más afectados fueron las mujeres, los jóvenes y los trabajadores poco calificados, considera el FMI.

Una de las medidas del Gobierno para salvar los empleos formales fue la suspensión perfecta de labores –aunque esta implicó que los trabajadores comprendidos no tengan ingresos–.

Conforme se reinició la economía, la situación laboral cambió. En el trimestre móvil julio, agosto y setiembre –en confinamiento focalizado–, en la capital 1.177.500 personas perdieron su empleo, comparado con el 2019, pero se registró más de 3,7 millones de trabajadores activos.

Silvana Huanqui, profesora de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico (UP), señaló que entre estos dos periodos mencionados sí hay un crecimiento. Entre el trimestre de abril a junio y el de julio a setiembre hubo un aumento de casi un millón y medio de personas con empleo, afirmó.

Empero, el aumento laboral se da más en el sector informal (ver infografía). Según Apoyo, el empleo adecuado está 50% por debajo de sus niveles previos a la pandemia. Lo que también creció fue el desempleo.

En el primer caso, Huanqui explicó que al haber más personas que salen a trabajar, se “concentran en empresas de menor tamaño y la mayoría de esas empresas son informales”. “Esto se puede permitir porque es una transición, pero no se puede consolidar a largo plazo”, acotó.

Sobre el incremento en el desempleo, sostuvo que el aumento en la población económicamente activa lleva a que no todas las empresas sean capaces de absorber el aumento de personas que buscan trabajo.

La ministra Alva indicó que para setiembre se recuperaron 300.000 empleos en la capital, sin detallar la calidad de este. Añadió que en el mes pasado ya había 3,9 millones empleados. Este crecimiento, sostuvo, va en línea con la recuperación del PBI.

Perspectiva empresarial

La pandemia generó incertidumbre para las empresas. Según la encuesta de expectativas empresariales del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), en abril el indicador sobre la perspectiva económica a 3 meses estaba en 9,1 puntos, la situación de la empresa y la demanda de productos en ese plazo de tiempo estaban en menos de 20 puntos, y la contratación de personal en 24,1 puntos.

Gradualmente esto ha venido mejorando, por lo que en setiembre la expectativa sobre la economía a 3 meses llega a los 46,6 puntos y sobre situación de las empresas en 51,6 puntos. En ambos casos, la percepción a 12 meses supera los 65 puntos.

Según Eliana Franco, profesora de Economía de la UP, los empresarios esperan una recuperación. Sin embargo, precisó que aún se debe afrontar la caída del empleo, lo que lleva a una débil confianza del consumidor, al igual que en la demanda.

Liquidez empresarial de hasta 38 días

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señaló en julio que la mediana de las empresas peruanas tenían liquidez para afrontar 38 días de la pandemia, y un cuarto de ellas solo resistía 30 días.

Añadió que a julio había la posibilidad de que “más de la mitad de empresas peruanas hayan comenzado a tener problemas de liquidez”.

En el caso de las micro y pequeñas, su capacidad de gasto aguantaba para 20 días.

No obstante, el BID sostuvo que “el problema se agrava si se considera que las empresas de mayor tamaño son las que poseen mayor acceso a líneas de crédito como alternativa de financiamiento”.

Reacciones

Luis Arias Minaya, economista Indeconsultores

“Se dice que la economía peruana es laque más se recuperó, pero porque fuimos la que más cayó. Aún seguimos saliendo (del hoyo), pero continuamos bajo superficie. Es un proceso de transición y puede demorar los niveles prepandemia”.

Silvana Huanqui, profesora UP

“En las últimas cifras de empleo a setiembre, se observa que hubo una mejora. La PEA general se ha incrementado en un millón de personas comparado con julio, y la PEA ocupada en 800.000”.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.

Video Recomendado

Lazy loaded component