Puno y Apurímac con mayor desnutrición

Roxana Mamani
16 06 2019 | 01:36h

REGIONES SUR. Índice de Competitividad Regional señala que Arequipa, Tacna y Moquegua están mejores en salud poblacional y con mejores servicios; a diferencia de Puno, Cusco y Apurímac.

Instituto Peruano de Economía

Recientemente, el Instituto Peruano de Economía (IPE) presentó los resultados del Índice de Competitividad Regional - INCORE 2019, que evalúa la competitividad de las regiones en seis pilares: Entorno Económico, Infraestructura, Salud, Educación, Laboral e Instituciones.

En general, las regiones del sur muestran diferencias importantes en su desempeño, las cuales son incluso más drásticas en el pilar Salud. Así, por ejemplo, Arequipa ocupa la primera ubicación a nivel nacional en este pilar, mientras que Puno se encuentra en el puesto 24, de 25 regiones evaluadas.

PUEDES VER: Puno: dirigentes aimaras van a Bolivia para conocer modelo de gas

Esperanza de vida

El primer indicador del pilar Salud es la esperanza de vida al nacer, que mide la cantidad de años que un recién nacido puede esperar vivir si los patrones de mortalidad permanecen invariables durante su vida. La evidencia empírica muestra que el crecimiento económico de un país viene acompañado del incremento de la esperanza de vida de sus habitantes. 

Por ejemplo, en los últimos 20 años, la esperanza de vida en el país se incrementó de 69.5 a 75.2 años. En tanto, entre las regiones del sur, Arequipa (77.1), Moquegua (76.7) y Tacna (75.2) presentan la mayor esperanza de vida; mientras Apurímac (71.4), Cusco (71.5) y Puno (71.5) se encuentran más rezagadas.

PUEDES VER: Suspenden concurso CAS de Dirección de Salud Puno

Salud en la infancia

Los siguientes tres indicadores están relacionados con la salud durante los primeros años de vida, etapa fundamental para el desarrollo cognitivo y físico de una persona. Así, el INCORE evalúa la tasa de desnutrición crónica en niños menores de 5 años, la prevalencia de anemia en menores de 3 años y la tasa de vacunación en menores de 3 años, indicadores que van en línea con el “Plan Nacional Para la Reducción y Control de la Anemia y la Desnutrición Crónica Infantil”, elaborado por el Ministerio de Salud.

Un estado nutricional deficiente durante los primeros años de vida está asociado a un mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas y a menores logros educativos. Por ello, mejorar el estado nutricional de los niños forma parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas. En el último año, la desnutrición crónica en la macrorregión Sur incrementó de 7.7% a 7.9%, lo que responde a los mayores niveles de desnutrición en Puno (de 10.3% a 11.7%), Apurímac (de 13.8% a 15.2%) y Arequipa (de 3.0 % a 3.8%). En contraste, en Tacna se redujo de 1.6% a 0.7%, con lo que se posiciona como la región líder en este indicador a nivel nacional. Respecto a la anemia infantil, si bien se han identificado múltiples causas, la deficiencia de hierro como consecuencia de una mala nutrición constituye más de la mitad de los casos. Este problema afecta al 40.5% de niños menores de 3 años en el Perú y al 49.8% en el Sur. A nivel regional, Puno presenta la situación más preocupante con una tasa de 67.7%, seguida de Cusco (54.2%) y Apurímac (53.2%). En tanto, una situación relativamente mejor –aunque no satisfactoria- se aprecia en Arequipa (38.4%), Tacna (34.9%) y Moquegua (33.9%).

PUEDES VER: Lucha contra la anemia no avanzó y Puno es un ejemplo

Acceso a servicios de salud

Las últimos dos indicadores del pilar reflejan el acceso de la población a servicios de salud a través del número de médicos por cada 10 mil habitantes (cobertura médica) y el porcentaje de partos atendidos en un establecimiento de salud por personal calificado (partos institucionales). La mayor cobertura de personal médico la tienen Arequipa con 40.4 y Tacna con 30.3 médicos por cada 10 mil habitantes. Por otro lado, en Apurímac, esta proporción se redujo de 9.7 a 9.5 en el último año, mientras que en Puno se incrementó de 8.5 a 9.6.

Finalmente, el acceso a partos institucionales es fundamental para disminuir los riesgos de complicaciones e incluso de muerte, tanto de la madre como del recién nacido. En este indicador, el Sur ha mostrado un avance sustancial, al pasar de 79.3% en 2009 a 96.2% en 2018. En este periodo, Puno es la región del sur con el mayor avance (de 59.4% a 90.5%); no obstante, aún se encuentra detrás de las demás regiones. Finalmente, la región que lidera este indicador es Apurímac, con el 99.6% de partos institucionales.

Video Recomendado