FMI: Riesgos por desregular el sector financiero

Análisis. Una década después de la crisis de Lehman Brothers, no se han tomado las previsiones necesarias.

Análisis. Una década después de la crisis de Lehman Brothers, no se han tomado las previsiones necesarias.

EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió de nuevos riesgos en el sistema financiero ante las demandas para desregular el sector, cuando se cumple una década del inicio de la crisis desatada por el colapso del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.

“A medida que se desvanecen los recuerdos de la crisis, participantes en el mercado financiero y responsables políticos están cada vez más cansados de las exigencias de las nuevas regulaciones, y algunos incluso están pidiendo una reversión”, señalaron los expertos del FMI en uno de sus capítulos analíticos de la economía global.

En este sentido, el Fondo alertó que la agenda de reforma que tenía como objetivo evitar otra crisis financiera “aún no se ha implementado en su totalidad”, y aseguró que siguen surgiendo “nuevos riesgos” para la estabilidad financiera mundial, como los ataques cibernéticos.

La organización multilateral con sede en Washington divulgó ayer tres informes analíticos antes del inicio de la asamblea anual del FMI y del Banco Mundial (BM), que tendrá lugar en Bali (Indonesia) del 8 al 14 de octubre.

“El objetivo de estos capítulos ha sido ver cómo los países fueron afectados. Queremos tomar nota de los errores para tratar de evitar volver a caer en ellos”, apuntó el director adjunto del Departamento de Investigación del FMI, Gian Maria Milesi-Ferretti.
El FMI avisó este lunes que la deuda global –tanto la pública como la privada– alcanzó un nuevo récord, situándose en US$ 182 billones (157 billones de euros).

En un discurso, la directora del FMI, Christine Lagarde, explicó hace unos días que después de una década de condiciones financieras “relativamente fáciles”, los niveles de la deuda han alcanzado nuevos máximos en economías avanzadas, emergentes y en países con ingresos bajos.

Con estos niveles de deuda global muy por encima de aquellos en el momento de la crisis financiera en 2008, el FMI consideró que existe el riesgo de que las partes no reguladas del sistema financiero puedan desencadenar problemas. Además, subrayó la existencia de nuevas amenazas, incluyendo los ataques cibernéticos a las compañías financieras y la aparición del sector tecnofinanciero.

“Los reguladores deben esforzarse por alentar la innovación beneficiosa a la vez que protegen de los riesgos que podrían amplificar los choques al sistema financiero. Una vez más, la cooperación internacional será vital”, indicaron los economistas.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO