Atender a familiar con discapacidad se reconoce como licencia pagada

Reconocimiento. Para los trabajadores públicos y privados las licencias ya no se pueden compensar con vacaciones sino que deberán pagarse con horas extras de labores.

14 Sep 2018 | 6:15 h

Reconocimiento. Para los trabajadores públicos y privados las licencias ya no se pueden compensar con vacaciones sino que deberán pagarse con horas extras de labores.

Los trabajadores del servicio público o privado podrán disponer de una licencia con goce de haber de hasta 56 horas anuales, consecutivas o alternas, para que pueda acompañar a los servicios médicos y terapias de rehabilitación que requiera la persona a su cargo.

Así lo dispuso ayer el Gobierno al publicar el Decreto Legislativo 1417, que promueve la inclusión de las personas con discapacidad, con el objetivo de garantizar el ejercicio pleno de sus derechos a través de distintas medidas específicas.

Así, el derecho a las vacaciones de las personas con familiares en situación de discapacidad es otro de los puntos normados en el decreto.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) destacó que este es un cambio trascendental, porque anteriormente el empleado que tenía un familiar dependiente con discapacidad a su cargo, debía usar sus vacaciones para llevarlo a sus terapias de rehabilitación o asistencia médica.

Igualdad de condiciones

Entre otros de los compromisos adoptados por el Gobierno con las personas con discapacidad para garantizar el reconocimiento pleno de sus derechos, se establece que los centros de trabajo deberán realizar los ajustes necesarios en sus procesos de selección para que las personas con discapacidad puedan postular, en igualdad de condiciones, a una plaza laboral. Los empleadores otorgarán los soportes técnicos y el apoyo que requieran.

En relación al cobro de pensiones y devolución de aportes económicos, se decretó que las personas adultas mayores que no puedan manifestar su voluntad ya no tendrán que hacerlo mediante procesos judiciales, como en el pasado. En adelante, los cónyuges, convivientes, descendientes, hermanos, podrán acudir a una notaría para que se les designe como personas de “apoyo” y percibir el pago.

Te puede interesar