Colán: reclamo por la playa

Un grupo de propietarios de casas del balneario La Esmeralda, Colán, Piura, podría ser desalojado por la Superintendencia de Bienes Nacionales. Los afectados indican que están allí hace varias décadas y que quieren aplicarles la ley retroactivamente.

Susana Seminario, presidenta del Frente de Desarrollo y Defensa Costera de Colán.

La República
25 08 2019 | 10:43h

Una fotografía del balneario La Esmeralda de Colán, en Paita, Piura, tomada en los años 30, muestra a una familia delante de una casa y posando sobre la arena. También hay otra imagen en donde se ve a niños jugando en la playa cuando esta tenía una enorme franja de arena costera y la marea no llegaba cerca de las viviendas.

La señora Susana Seminario, presidenta del Frente de Desarrollo y Defensa Costera de Colán, explica que por estos días hay inquietud en el balneario porque la Superintendencia de Bienes Nacionales (SBN) inscribió a su nombre, en marzo de 2015, dos franjas de terreno de la playa en el registro de propiedad inmueble de Piura. El caso es que en esos terrenos existen viviendas que datan, según los miembros del frente, de la época de la fundación del balneario.

En julio pasado fue admitida a trámite, en el Juzgado Civil de Paita, una demanda de desalojo en la cual la SBN exige el retiro de las viviendas que se encuentran dentro de los terrenos que inscribió o que ocupen la zona de playa. Una decena de propietarios fueron notificados hace unas semanas sobre la intención de desalojo y después el derribo de sus inmuebles.

“Para lograr esas inscripciones, la SBN ha hecho una supuesta evaluación declarando estas áreas como terrenos eriazos, condición que no es cierta ya que el área afectada está en su mayoría ocupada por consEsas construcciones datan desde la fundación del balneario, es decir, desde 1927 o algunos años después”. trucciones de vivienda con sus servicios de agua, luz y desagüe. Esas construcciones datan desde la fundación del balneario, es decir, desde 1927 o algunos años después”, precisa la presidenta del Frente de Desarrollo y Defensa Costera de Colán.

La SBN también sustenta su posición en la Ley de Playas 26856 de 1997, que señala que es zona de dominio restringido la franja de 200 metros ubicada a continuación de la franja de 50 metros de la línea de alta marea. “Las primeras casas que se fueron construyendo aquí estaban a más de cien metros de la playa. La marea estaba lejos. Pero cuando se hizo la represa de Poechos, el mar ya no traía arena a la costa y más bien la fue erosionando. La marea ha ido creciendo, hay fotos que demuestran eso. Los propietarios que están en este problema tienen documentos de que residen aquí mucho antes de 1997. La ley no se puede aplicar retroactivamente”, afirma la dirigente del balneario.

También señala que un grupo de propietarios tienen títulos registrados y otros son posesionarios, pero todos pagan autoavalúo, impuestos y servicios de luz, agua y desagüe a la municipalidad de San Lucas de Colán.

“La municipalidad debió ejecutar un planeamiento integral de toda el área inscrita a su nombre. Luego ejecutar la habilitación urbana, saneando los servicios de luz, agua, desagüe. El paso siguiente era inscribir la habilitación urbana en los Registros Públicos de Piura, independizando cada lote de terreno. Y finalmente debía formalizar a quienes tienen propiedades a su nombre, entregando el título de propiedad saneado e inscrito en los registros públicos. Pero se ha interesado cuando ya tenemos el problema”, comenta Seminario.

Primera fila

Además de la decena de propietarios que ya han sido notificados y que van a apelar judicialmente la decisión de la SBN con abogados, también correrían peligro de ser desalojados cerca de 300 propietarios que se encuentran en la primera fila de casas del balneario de Colán y que estarían fuera de los límites de la municipalidad del mismo nombre.

El miércoles pasado hubo una reunión pública en la Plaza Grau de Colán. Allí el alcalde Leoncio Ruiz Bernal se mostró a favor de los reclamos de los propietarios de las casas y señaló que con este problema el turismo y el trabajo de los pobladores podría verse afectado. También anunció una ordenanza aprobada por su consejo para la formalización y titulación de los inmuebles de la playa. Esa ordenanza tendría que ser ratificada por la municipalidad de Paita.

Los pobladores de la zona también han iniciado acercamientos con la SBN. “No es solo nuestro problema. Lo mismo se ha anunciado con otros balnearios como Yacila o Máncora”, dice la presidenta del frente de Colán. En el balneario están a favor de que las casas continúen. El tema todavía tiene algunos capítulos más por delante.

Video recomendado