La guerra global del pisco

La República
30 M03 2019 | 21:00h
Informe

Con la India y Guatemala, ya son 30 los países que reconocen la denominación de origen del pisco a favor del Perú. Se trata de una disputa global con Chile, que se libra país por país. El último escenario de batalla es Tailandia.

El pasado viernes 8 de marzo, un alto funcionario de la Dirección de Signos Distintivos de Indecopi ingresó al edificio de la Corte Especializada en Propiedad Intelectual del Reino de Tailandia, en la ciudad de Bangkok.

Se trataba del abogado Sergio Chuez Salazar, subdirector de la referida oficina, quien había sido convocado por la Cancillería para que ayude a los diplomáticos peruanos a explicarles a los jueces de ese tribunal por qué la denominación de origen Pisco le corresponde al Perú.

La Embajada del Perú había impugnado una decisión de la Corte que concedió el registro de la indicación geográfica "Pisco Chile" a la Asociación de Productores de Pisco de ese país. La presencia de Chuez era importante para esclarecer el error: el pisco era peruano y la defensa de su denominación de origen era una prioridad para el Perú.

El funcionario formuló su exposición. Un día antes había afinado la estrategia con los diplomáticos de la embajada y con los abogados del Estudio Vidon & Partners. Tras la audiencia, el equipo quedó a la espera de la resolución del tribunal.

Si ganamos esta batalla, Chile no podrá comercializar su aguardiente con el nombre "pisco" en Tailandia. Y esta nación del sudeste asiático será la número 31 que reconoce el derecho exclusivo del Perú sobre la denominación de origen de nuestra bebida de bandera.

 

Victoria en la India

No es una guerra violenta. Pero sí es una conflagración en la que las pérdidas económicas son millonarias, y hacen daño. En los últimos años, la disputa que Perú y Chile vienen librando por la titularidad del nombre "pisco" se ha vuelto global, a medida que las exportaciones de la bebida crecen y que ambos países intentan hacer valer sus derechos de propiedad en los mercados a los que llegan.

La última gran victoria peruana ocurrió en la India. El 29 de noviembre, el Consejo de Apelaciones de Propiedad Intelectual de ese país reconoció el derecho exclusivo del Perú sobre la denominación de origen Pisco, después de un litigio de casi 10 años. La noticia se conoció a inicios de enero y fue celebrada con algarabía por autoridades, productores y ciudadanos, que vieron cómo tan lejos, al otro lado del mundo, se hacía justicia a nuestra historia.

Luis Torres, director de Exportaciones de PromPerú, dice que lo conseguido en la India es muy importante porque se trata de un mercado de 1,300 millones de personas, una de las economías emergentes más importantes del mundo y que pronto va a ser uno de los motores de la economía mundial.

La noticia cayó como una bomba entre los empresarios chilenos. Uno de ellos, Charles Debournet, director de Pisco Chile, resumió la sensación de derrota con estas palabras.

"Es un golpe tremendamente duro porque otra vez es un mercado que se nos cierra para exportar nuestro pisco (...) El pisco representa la chilenidad, por lo cual impedir que se pueda vender en India es gravísimo, porque nos impide la expansión de Chile y su economía".

En una entrevista televisiva, Debournet contó que República Dominicana les acaba de decir a los productores chilenos que tampoco podían vender su aguardiente llamándolo "pisco" porque el Perú tenía el derecho exclusivo a usar ese nombre.

Lo que significaba que la Cancillería peruana e Indecopi estaban haciendo su trabajo.

 

Batallas legales

Son 30 los países que le han otorgado al Perú el derecho exclusivo de usar el nombre "pisco" en sus mercados, entre los cuales se encuentran Israel, la India, Indonesia y Sudáfrica. En Sudamérica destacan Bolivia, Colombia, Ecuador, México y Venezuela. El último de ellos fue Guatemala, a finales de enero.

Estos países reconocen el origen peruano de esta bebida, sustentado en pruebas históricas y lexicográficas.

Hay otros 41 países en los que compartimos la denominación de origen con Chile, entre los que están Alemania, Canadá, Francia, España, Reino Unido, Italia y Estados Unidos.

El vecino del sur, por su parte, sostiene que cuatro países le han concedido el derecho exclusivo de usar el nombre "pisco": Australia, Nueva Zelanda, Brunei y Turquía. Sin embargo, Ray Meloni, director de Signos Distintivos de Indecopi, le dijo al diario Gestión que el Perú está en negociaciones con estos países para cerrar acuerdos que permitan reconocer la titularidad peruana de este destilado.

Solo el año pasado, Indecopi asesoró legalmente a la Cancillería en procesos de defensa de la propiedad sobre la denominación de origen Pisco en Alemania, Argentina, Brasil, Portugal, Reino Unido, Unión Europea, Tailandia y Chile.

–Lo que suele suceder es que el Perú se opone a que la asociación de productores de aguardiente chileno pretenda registrar ante las distintas oficinas de propiedad intelectual una alegada indicación geográfica o denominación de origen Pisco, "Pisco Chile" o "Pisco chileno" a su favor– explicó la Cancillería a Domingo por escrito. –El Perú no acepta que esa asociación use el renombre de nuestra denominación de origen para engañar o inducir a error a los consumidores.

Técnicos y diplomáticos también han tenido que desplegar esfuerzos para derrotar a empresarios de otros países que han querido tomar el nombre de nuestra bebida para ofrecer sus productos: ha ocurrido en Australia, Sudáfrica, Polonia y Rusia.

Después del fallo favorable a Perú en la India, y ante las quejas del empresariado chileno por la falta de apoyo de su gobierno, La Moneda anunció que financiaría el 50% de los gastos legales que exigen los litigios por el pisco.

Nuestras autoridades no parecen preocupadas. Hace unos días rechazaron la propuesta chilena de "compartir" la denominación de origen. Y el último martes lanzaron la marca Pisco: spirit of Peru. Nuestra bebida insignia sale a conquistar el mundo.