Emma Raducanu ganó el US Open y tomó una importante decisión en su carrera

Durante el torneo, la tenista británica de 18 años subió 127 posiciones en el ranking WTA.

Emma Raducanu y Andrew Richardson posando con el trofeo en el estadio Arthur Ashe de Nueva York. Foto: WTA.
Emma Raducanu y Andrew Richardson posando con el trofeo en el estadio Arthur Ashe de Nueva York. Foto: WTA.
Deportes LR

El pasado 11 de septiembre los espectadores que asistieron al Estadio Arthur Ashe, en la ciudad de Nueva York, vivieron un momento importante en la historia del tenis femenino. La británica Emma Raducanu ganó el US Open tras vencer por 2 a 0 a la canadiense Leylah Fernandez, convirtiéndose en la primera tenista en ganar el ‘Grand Slam’ norteamericano habiendo empezado su participación desde la zona clasificatoria del torneo.

Su victoria causó un gran impacto en el deporte, no solo por el hito que logró en Estados Unidos, sino también porque durante el torneo subió 127 posiciones en el ranking WTA: del puesto 150 al 23. Asimismo, desde el inicio del año, la tenista subió 322 puestos, siendo uno de los más importantes ascensos del 2021 en ese deporte.

Emma Raducanu empezó el torneo de US Open en las fases preliminares. Foto: AFP

Raducanu sabe que para seguir mejorando en su carrera debe tomar decisiones importante, es por ello que, a tan solo dos semanas de consagrarse campeona, la deportista despidió a su entrenador Andrew Richardson y se encuentra en la búsqueda de uno nuevo, con mas experiencia en torneos del WTA Tour.

PUEDES VER: Emma Raducanu es campeona del US Open 2021 a los 18 años

“Siento que en esta etapa de mi carrera, jugando con las mejores jugadoras del mundo, me di cuenta de que realmente necesito a alguien que haya tenido esa experiencia en el WTA Tour en los niveles altos. Estoy buscando a alguien que haya estado en ese nivel y conozca lo que se necesita. Especialmente ahora porque soy nueva en esto. Realmente necesito a alguien que me guíe y que ya haya pasado por eso’', señaló la joven tenista de 18 años.

Además, contó que tomó la decisión de que Richardson sea quien la entrene para el US Open debido al trabajo previo que había realizado con ella en la etapa de menores. ‘”Después de Wimbledon solía estar número 200 del mundo, y en ese momento pensé que Andrew sería un gran entrenador para trial, así que fuimos a los Estados Unidos; pero nunca soñé con ganar el US Open y tener la carrera que hice, y ahora estoy en el puesto 22 del mundo, lo cual es una locura para mí”.