‘Papu’ Gómez contó detalles del calvario que vivió en el Atalanta de Gasperini

Alejandro ‘Papu’ Gómez afirmó que se fue del Atalanta italiano porque el técnico quiso agredirlo durante el entretiempo de un partido por Serie A.

Alejandro 'Papu' Gómez milita actualmente en el Sevilla de España. Foto: AFP
Alejandro 'Papu' Gómez milita actualmente en el Sevilla de España. Foto: AFP
Deportes LR

El atacante argentino Alejandro ‘Papu’ Gómez dijo este miércoles que dejó el Atalanta y fichó por el Sevilla porque el entrenador del equipo italiano, Gian Piero Gasperini, quiso agredirlo físicamente en el vestuario durante el entretiempo de un compromiso.

“Me tuve que ir del club. Me esperaba una disculpa del técnico que jamás llegó. Yo me equivoqué en algo, lo asumo, porque en un partido de Champions contra un equipo de Dinamarca, el Midtjylland, lo desobedecí en una indicación táctica”, comenzó su relato Gómez en una entrevista publicada por el diario La Nación.

Según relató el argentino, diez minutos antes del fin del primer tiempo Gasperini le pidió que dejara de jugar por la banda izquierda y pasara a la derecha, algo que Gómez no hizo porque “estaba jugando muy bien por la izquierda”.

“Y le dije que no. Imagínate, haberle respondido eso, en medio del partido, hoy, con las cámaras. Estuvo perfecto que se enojara. Ahí ya supe que en el entretiempo me iba a sacar, y así fue. Pero en el vestuario del entretiempo se sobrepasó, cruzó los límites e intentó agredirme físicamente”, sostuvo el atacante.

“Uno puede discutir, ok, pero cuando hay una agresión física ya es intolerable. Entonces pedí una reunión con el presidente del club (Antonio Percassi) y le dije que no tenía problemas en continuar, aceptando que me había equivocado: como capitán no me había comportado bien, había sido un mal ejemplo desobedeciendo al técnico. Pero le dije al presidente que yo necesitaba una disculpa de Gasperini”, relató.

De acuerdo a Gómez, al día siguiente le pidió disculpas al entrenador frente a todo el plantel, pero el técnico no se disculpó.

“Entonces, ¿cómo había que entenderlo? ¿Lo que había hecho yo estaba mal y lo que había hecho él estaba bien? Ahí empezó todo. Después de unos días le comuniqué al presidente que no quería seguir en Atalanta trabajando con Gasperini. El presidente me comunicó que no me iba a dejar salir, que no me iba a liberar. Me separaron del plantel y terminé entrenándome solo con la reserva”, añadió.

Con información de EFE.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.