José María Lúcar, clasificado a Tokio 2020: “El box es lo que me hace sentir bien”

Las medallas de bronce en Odesur 2018 y Lima 2019 fueron claves para ganar el boleto directo a Tokio 2020. José María Lúcar cuenta cómo recibió la noticia de su clasificación.

José María Lúcar participar en la categoría 91 kilos. Ganó medallas de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019 y Juegos Odesur 2018. Foto: Fabrizio Oviedo/La República
José María Lúcar participar en la categoría 91 kilos. Ganó medallas de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019 y Juegos Odesur 2018. Foto: Fabrizio Oviedo/La República
Jonathan Ruiz

Tras una ardua noche, recibió la llamada ganadora cerca de las 11 a. m. del pasado 4 de junio. Un miembro del Instituto Peruano del Deporte (IPD) le comunicó a José María Lúcar que había clasificado a los Juegos Olímpicos Tokio 2020. El boxeador, que estaba cerca de conciliar sueño, señala que vio a su pequeña hija sonreír cuando recibía la noticia. “Es un momento único”, cuenta a La República.

La buena nueva se dio en el último día de la fecha límite, gracias a su ubicación en el ranking mundial de boxeo. Las medallas de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019 y Juegos Odesur 2018, le valieron para obtener el boleto que lo llevará a Japón.

El deportista de 28 años recibió el aviso con mucha serenidad, pues quería asegurarse. Luego llegaron otras llamadas y la del Comité Olímpico. “Entonces me dije: ‘Confirmado’”, recuerda.

Lazy loaded component

“Después de eso le conté a la familia y fue una alegría tremenda”, menciona el boxeador incaico que participa en la categoría 91 kilos.

Lúcar le sacó provecho al ‘encierro’ por la pandemia para limar detalles técnicos en el boxeo. “Aproveché la cuarentena para concentrarse y corregir errores. Tuve la fortuna de tener a mi papá que me ayudó a entrenar”, menciona.

Ahora sabe que jugará su mundial en Tokio 2020, competencia en donde estarán los rivales más rankeados. Él va con todo, menos con miedo, su sangre inca lo hace un guerrero con mucha ambición.

Tokio 2020 José María Lucar

“Estoy entusiasmado. El boxeador es como un saiyajin porque uno ve rivales fuertes, de gran nivel de pelea, y quiere pelear con ellos. Es así. Yo sé que voy a estar rodeado de todos los monstruos (los mejores) en el mundial. Ya he peleado con uno, el ecuatoriano (Julio César) Castillo, que me ganó acá en Lima. Entonces ya sé que no estoy tan lejos de poder ganar, se puede, no es imposible”, dice con entusiasmo.

En esta etapa de pandemia, José María tuvo la oportunidad de viajar a Turquía con el programa del IPD ‘Vamos por Tokio’. En dicho país tuvo dos peleas de preparación, con rivales de buen nivel provenientes de Kirguistán y Kazajistán.

A los 15 años inició su carrera, fue su papá quien lo llevó por primera vez a un ring para que conozca de esta disciplina. Entonces, entre los guantes, pantalones cortos, cuerdas y la lona, encontró su lugar en el mundo. “Fue amor a primera vista. Me gusta el ambiente deportivo, fue como encontré el lugar donde quería estar y a lo que me quería dedicar”.

José María Lucar.

A lo que agrega: “Me anima y le doy mucha dedicación a mis entrenamientos. No me cuesta, porque es algo que disfruto. Elegí dedicarme a esto en toda mi adolescencia y juventud y hoy me está dando frutos”.

Antes de ir a Tokio, tiene programado visitar una base de entrenamiento en Italia. Luego, probablemente, una base más en otro país.

“El box es lo que más me gusta hacer, no lo veo como un trabajo, es lo que me hace sentir bien, es lo que me hace feliz. Gracias al deportes también he podido ser mejor persona”, dice con humildad.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.