Diego Maradona: el día que ‘Lucho’ Reyna le hizo la marca personal

Deportes LR

En 1985, en el Estadio Nacional, eliminatorias para México 86, Perú venció 1-0 a Argentina. Detrás de ese gran encuentro hubo una férrea marca de Luis Reyna a Maradona. Foto: La República
En 1985, en el Estadio Nacional, eliminatorias para México 86, Perú venció 1-0 a Argentina. Detrás de ese gran encuentro hubo una férrea marca de Luis Reyna a Maradona. Foto: La República

Fue en el Perú-Argentina camino al Mundial México 86. ‘Lucho’ Reyna tuvo la misión de ser la ‘sombra’ de Diego Maradona en el campo de juego.

Publicidad

Diego Maradona murió este miércoles 25 de noviembre a los 60 años de edad, y con él se va una gran parte de historia del fútbol mundial. A lo largo de su carrera, el ‘Pelusa’ dribló varios rivales para edificar su propia leyenda. Sin embargo, en su camino se topó con un peruano que no se la puso fácil en el campo de fútbol. Luis Reyna, excentrocampista de la selección peruana, le aplicó una marca personal en un duelo camino al Mundial México 86.

Pese a que muchos digan que la marca no fue legal e incluso la cataloguen como criminal, la única verdad es que el astro argentino no la tuvo fácil.

En 1985, en el Estadio Nacional, eliminatorias para México 86, Perú venció 1-0 a Argentina con tanto de Juan Carlos Oblitas. Detrás de ese gran encuentro hubo una férrea marca de Luis Reyna a Maradona. Desde patadas hasta jalones, el volante incaico no dejó que el D10S brille.

Lazy loaded component

Tiempo después, Maradona se refirió a esa histórica marca en suelo peruano. “Reyna fue desmedido, malintencionado, injustificable. Yo creo que hoy por hoy no podría hacerse una marca así ni a mí ni a nadie. El cuarto árbitro lo echa a Reyna porque él no quería jugar al fútbol. Me jalaba el pantaloncito, la camiseta, me pasé todo el partido con la camiseta afuera”, dijo el argentino el 2008, recordando aquel roce con el peruano.

”Felizmente, en esa época estaba flaquísimo y podía mostrar el lomo. Esas marcas ya no se dan más. Hay más televisión, hay cuarto árbitro. Fíjate el cabezazo de Zidane a Materazzi. No lo vio Elizondo, pero le avisó el cuarto árbitro. Tenía un televisor y todos lo vimos. Si no lo echaba, Elizondo debió haberse ido”, manifestó Maradona.

Diego relató que cuando iba por el balón, Reyna iba directo al cuerpo, pero que el árbitro era el gran culpable por dejarse presionar por el estadio. “Él quería que Perú gane a como dé lugar”, agregó.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.