Cuando Perú le ganó a Francia: "Fuimos héroes"

La República
h

Memorias. José Velásquez y Germán Leguía retrocedieron en el tiempo para contar anécdotas de aquel amistoso que Perú le ganó a Francia en 1982. “Ellos nos subestimaron y les metimos un baile”, dijo el ‘Patrón’. “Platini fue a nuestro vestuario y nos felicitó”, apuntó ‘Cocoliche’.
 

Era un 28 de abril de 1982 y el mítico Parque de los Príncipes abría sus puertas para recibir a Perú, una selección que venía afrontando partidos amistosos en América, Europa y África. Un equipo que mostraba jerarquía en cualquier cancha que pisaba, tal vez motivado tras clasificar al Mundial de ese año a jugarse en España. 

La gira pasó por ciudades como Nueva York, Florencia, Milán, Budapest, Berlín, Argel y terminó en París, donde la ‘Bicolor’ se jugó un partido de antología. De aquellos que son imborrables por los siglos de los siglos. Ese día Perú se dio el lujo de no solo ganarle a la poderosa Francia de Michel Platini, sino que dio cátedra de buen fútbol. 

PUEDES VER Jefferson Farfán responde a diario francés que minimizó a Perú

Fue 1-0 con gol de Juan Carlos Oblitas y con sensacionales actuaciones de César Cueto, Rubén Díaz, Julio César Uribe, Eduardo Malásquez, Ramón Quiroga y nuestros dos personajes que accedieron a dialogar con La República acerca de dicho partido frente a Francia, uno de nuestros rivales en Rusia 2018: José Velásquez y Germán Leguía.

“Cuando estábamos a punto de salir al campo de juego, los franceses preguntaban qué equipo éramos, en qué parte del mapa estaba ubicado Perú. ‘Ah, los incas’, decían. Pensaban que teníamos plumas, flechas y un arco. Fueron soberbios. Ese día jugamos como los dioses y los que más brillaron fueron Julio César Uribe y César Cueto, el ‘Poeta’ que si hubiera nacido en otro país sería el mejor del mundo. Después de ese partido, la cátedra nos daba como favoritos para ganar el Mundial”, nos cuenta José Velásquez, quien tuvo la misión de marcar al genio Michel Platini y al escurridizo Alain Giresse.

El ‘Patrón’ terminó con su monólogo y le cedió el balón a Germán Leguía, quien apuntó: “Todos pensábamos que nos iban a golear, pues Francia se mantenía invicta cerca de tres años. Nos jugamos un partidazo que al final Platini se acercó a nuestros vestuarios para felicitarnos. ‘Nos volvieron locos, qué manera de tocar’, exclamó Platini”.

El fútbol que practicó el equipo que dirigía en ese entonces Elba de Pádua Lima, ‘Tim’, hizo brillar con mayor intensidad a la Ciudad Luz.