EN VIVO - ¡Va por la hazaña! Con Dulanto de titular, Sheriff visita al Real Madrid por Champions League EN VIVO - PSG recibe al Manchester City con Messi, Neymar y Mbappé desde el arranque

Meghan Markle: ¿qué dijo la reina Isabel II tras la polémica entrevista?

A través de un comunicado oficial, la monarca respondió acerca de la reveladora entrevistas de los duques de Sussex, en la que la familia real recibió fuertes acusaciones.

La familia real británica ya estaría trabajando en una estrategia para manejar esta crisis comparada a la que develó la princesa Diana en 1995. Foto: composición/EFE
La familia real británica ya estaría trabajando en una estrategia para manejar esta crisis comparada a la que develó la princesa Diana en 1995. Foto: composición/EFE
La República

La reina Isabel II respondió a las duras declaraciones que revelaron Meghan Markle y su esposo Harry cuando aún convivían con la familia real en Inglaterra.

La entrevista exclusiva con Oprah Winfrey realizada el fin de semana, donde la exactriz estadounidense hizo una serie de confesiones íntimas y acusó de racismo y discriminación a la familia real, puso en jaque a la Casa Windsor. Dos días después, la reina tuvo que responder en un comunicado oficial de solo 60 palabras.

La monarca de 94 años lamentó “lo difícil que han sido los últimos años para Harry y Meghan”, quienes dice que siempre serán queridos y reconoce que los asuntos tratados en el programa son “preocupantes”.

Sobre las declaraciones relativas al racismo que el príncipe Harry y Meghan Markle dijeron haber sufrido en palacio, es un asunto que la familia real británica “tomará muy en serio”.

“Las cuestiones planteadas, en particular la de la raza, son preocupantes. Aunque algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y serán tratadas por la familia en privado”, se lee en el comunicado.

“Toda la familia se entristece al conocer lo difícil que han sido los últimos años para Harry y Meghan”, acotó. Asimismo, destacó que la expareja real y su hijo Archie “serán siempre miembros muy queridos de la familia”

Según el medio The Telegraph, tanto el secretario privado de la reina, Edward Young, como el del príncipe Carlos y Clive Alderton vieron en directo la entrevista de Harry y Meghan a través de un enlace enviado por el equipo de telecomunicaciones de Buckingham.

A la mañana siguiente, la reina Isabel II mantuvo una reunión desde el castillo de Windsor con el príncipe Carlos, que estaba en Clarence House, y el príncipe Guillermo, que ese mismo día había regresado al palacio de Kensington. El comunicado fue acordado por estas tres partes y al parecer estaba ya listo el lunes, aunque, según The Times, la reina Isabel II no quiso apresurarse y prefirió esperar un día más para meditar lo mejor posible y asegurarse de que el tono era el adecuado.

Dickie Arbiter, secretario de prensa de Isabel en la época en la que la princesa Diana provocó un revuelo similar al conceder su famosa entrevista a la BBC en 1995, asegura que a pesar de lo escueto del comunicado, la familia real británica se encuentra ya trabajando en una estrategia para manejar esta crisis y no esconderá debajo de la alfombra sus problemas con Harry y Meghan.

“Son alegaciones muy serias y se pondrán todas las manos a la obra. Supongo que los asesores de palacio habrán visto una y otra vez la entrevista y la habrán discutido en detalles antes de enfrentarse al comunicado”, cita la edición estadounidense de Vanity Fair a Arbiter.

De cara al público, sin embargo, los miembros de la familia real aparentarán normalidad. Ahora que ya han dado una respuesta a la entrevista, retomarán su agenda habitual, algo que el príncipe Carlos lo está haciendo, pues asistió a un punto de vacunación contra la pandemia. “Se comportarán como si nada”, explica Arbiter. “Si se escondieran detrás del sofá, sería como admitir su culpa. Si no hay falta o delito, sales ahí fuera y te enfrentas al público”.