Pedro Lemebel, el escritor que vino desde los márgenes

Redaccionlr
h

Rescate. Joanna Reposi presenta en Guadalajara cinta sobre el autor chileno que hizo de su homosexualidad una bandera de lucha por los derechos humanos.

Guadalajara, EFE

El escritor chileno Pedro Lemebel fue un artista “consecuente” que supo hacer de su homosexualidad una bandera política, dijo el pasado viernes Joanna Reposi, directora de un documental acerca de su obra presentado en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Defensor de los derechos humanos, escritor, homosexual, artista visual, Lemebel nació en un barrio de la periferia de la capital chilena en 1952 y falleció en 2015. Icono de la contracultura y opositor a la dictadura de Augusto Pinochet, Lemebel hizo de su obra una forma de protesta, añadió.

PUEDES VER César Vallejo: Se cumplen 127 años del nacimiento del poeta peruano

“Lo que más lo distingue es ser un hombre consecuente y orgulloso de su origen y de su sexualidad y desde ahí él habla”, apuntó la directora, que forma parte de la delegación de artistas que Chile trae a Guadalajara como país invitado.

“Fue un luchador, no solo contra la dictadura sino en pro de los derechos humanos, no solo su discurso en contra de la discriminación homosexual, sino la de género, le dio voz a las etnias, a los que no tenían voz en mi país y eran discriminados en todo sentido”, agregó.

El documental Lemebel (2019) fue un proyecto de largo aliento que surgió en 2007 cuando Reposi, quien ya había trabajado en video el texto Manifiesto, el más conocido de Lemebel, le propuso a este hacer un documental de su trabajo visual, pese a que sabía que a él no le gustaba figurar en los medios.

PUEDES VER Los goles literarios de la saga Los Futbolísimos

Durante ocho años, de manera intermitente debido al temperamento del escritor, Reposi y Lemebel se reunían para revisar material y hablar de las “performance” que este había hecho a lo largo de su carrera. Esa dinámica se cortó cuando el autor de Tengo miedo, torero (2001) y Háblame de amores (2012) murió en 2015 como consecuencia de un cáncer de garganta, que, sin embargo, no lo detuvo para mantenerse activo hasta el último día de su vida.

“Confió, lo cual era muy difícil. Durante esos ocho años hubo peleas, discusiones, por eso duró tanto tiempo, pero sí, confió y fue un acto súper generoso de Pedro. Cuando le da cáncer me dice: ‘Haz la película que quieras’. Sabía que ya no quedaba tiempo”, afirmó la chilena.

La cinta muestra su obra visual, un aspecto del que poco se sabía del también cronista, quien fue amigo cercano de Roberto Bolaño y se atrevió a rodar en medio de las llamas frente al Museo de Arte Contemporáneo de Chile y a disfrazarse de Frida Khalo en medio de las calles del centro de la Ciudad de México.

PUEDES VER La Contra Sur: “La Lucila” y su fórmula para enamorar los paladares arequipeños y extranjeros [VIDEO]

Lemebel fue también miembro de “Las yeguas del Apocalipsis”, un colectivo que en plena dictadura de Augusto Pinochet se atrevió a salir a las calles con plumas y tacones para hacer una fusión entre protesta y arte a la vez de retar a la autoridad.

“Era algo muy instantáneo y fugaz que corría en un solo momento, fueron 16 ‘performance’ y yo creía que era algo que tenía que conocerse en el mundo. Para mí es un personaje que trasciende Chile, es un artista mucho más completo y creía que era un personaje que había que retratar”, señaló la realizadora.

Para Reposi, pese a la trascendencia de sus obras, Lemebel es un artista “poco valorado” en Chile porque “es pobre y maricón”, dos cualidades que incluso él mismo defendía como sus características.

“No soy un marica disfrazado de poeta/ No necesito disfraz/ Aquí está mi cara/ Hablo por mi diferencia/ Defiendo lo que soy/ Y no soy tan raro”, escribió Lemebel en un fragmento de Manifiesto, uno de sus textos más aplaudidos.

PUEDES VER Convocan a escritores peruanos a participar en el 11° Premio de Novela Breve

“Existe en la literatura y en el arte esto de la élite, de la burguesía. Primero, Pedro viene de los márgenes, entonces eso ya es algo difícil y luego es maricón, porque nunca le gustó la palabra gay, y nunca fue muy bien aceptado”, justifica Reposi.

“Sí creo que hay una deuda pendiente, para mí es el artista contemporáneo más importante no solo en Chile, sino en la región”, concluye.

Luego de ganar en febrero pasado el premio “Teddy”, el galardón a películas con temática de la diversidad sexual en el Festival de Cine de Berlín, el documental estará en otros festivales próximos a anunciarse.