MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
Qatar 2022 - ¿Qué selecciones juegan este domingo 27 de noviembre?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Sigue el minuto a minuto de las carreteras bloqueadas en Perú hoy

Pablo EskoBear: realizarán película sobre historia real de oso que murió por sobredosis de cocaína

Elizabeth Banks llevará a cabo la cinta de la historia del oso que consumió grandes cantidades de droga en 1985.

La historia del oso que ha dado pie a leyendas urbanas se hará película. Foto: Difusión/corrier journal
La historia del oso que ha dado pie a leyendas urbanas se hará película. Foto: Difusión/corrier journal
Sociedad LR

‘Cocaine Bear’, narrará la increíble historia de Pablo EskoBera, un oso de más de 80 kilos que murió de sobredosis de cocaína durante una operación de narcotráfico. Chris Miller y Phil Lord, de “Spider-Man: Un nuevo universo”, producirán la cinta que dirigirá Elizabeth Banks.

Según informa Variety, Banks describe a este film como “un thriller sobre el viaje de unos personajes inspirados en hechos reales que tuvieron lugar en Kentucky en 1985″.

Fue The New York Times el medio que dio a la luz esta noticia en diciembre de 1985. Según el periódico, el depredador fue hallado por la Oficina de Investigaciones de Georgia entre 40 contenedores abiertos con rastros de cocaína murto por sobredosis, según la autopsia.

“Aparentemente, la cocaína fue lanzada desde un avión pilotado por Andrew Thornton, un narcotraficante convicto que murió el 11 de septiembre en Knoxville, Tennessee. Llevaba una carga demasiado pesada como para lanzarse en paracaídas”, añadía The New York Times en 1985

Thornton murió en el paracaídas cuando este se enredó tras su salto cerca de Knoxville. Al momento de buscar la droga, la Policía examinó el bosque y encontraron 40 contenedores abiertos, y entre ellos el cadáver del animal.

“Su estómago estaba lleno hasta los topes de cocaína. No hay ningún mamífero en el planeta que pueda sobrevivir a eso”, llegó a explicar el médico forense que realizó la autopsia del oso, quién especuló que el oso consumió cerca de 40 kilos de la sustancia antes de caer desplomado.

Desde entonces, el animal se ha convertido en una celebridad de Kentucky, dando lugar a todo tipo de teorías y leyendas urbanas.