LO ÚLTIMO - Ministerio del Interior evalúa plantear declaratoria de emergencia en Lima

Squid game: el detalle secreto sobre el jugador 001 que cambia el final

La serie, conocida también como El juego del calamar, está repleta de pistas y detalles casi imperceptibles. Sin embargo, este último se lleva la corona. ¿Te diste cuenta?

El jugador 001 tomó por sorpresa a todos los seguidores de El juego del calamar . Foto: composición/Netflix
El jugador 001 tomó por sorpresa a todos los seguidores de El juego del calamar . Foto: composición/Netflix
Cine y Series LR

El juego del calamar, conocido también como Squid game, llegó a Netflix para batir todos los récords y convertirse en la serie más exitosa en la historia de la plataforma. Su acogida fue tan grande que la creación de Hwang Dong-hyuk ya tuvo luz verde para una segunda temporada.

A lo largo de los 9 episodios, varias personas con problemas económicas fueron engañadas para participar en juegos letales. Al final, Gi-hun fue el único que sobrevivió y pudo continuar su vida, luego de descubrir que el jugador 001 (Oh Il-nam) era la mente detrás de Squid game.

PUEDES VER: Spider-Man no way home, tráiler 2: ¿cómo seguir el evento de Sony y Marvel este martes?
Lazy loaded component

La revelación tomó por sorpresa a varios espectadores, ya que no todas las pistas eran fáciles de comprender en su momento. De hecho, una nueva salió a la luz gracias al análisis de varios fans que no tardaron en compartirla en sus redes sociales. Para hablar sobre esta tenemos que remontarnos al último capítulo.

Como vimos, Gi-hun recibió una tarjeta de invitación para acudir al piso 7 de un edificio, donde Il-nam le reveló su verdadera identidad. Es exactamente en el minuto 28 que se aprecia cómo el ascensor solo tiene señalizado dicho número, mientras que el resto fue eliminado.

PUEDES VER: Pasión de gavilanes 2: Bernardo Flores sería ‘Juan David’, según un detrás de cámaras inédito
Lazy loaded component

Este minucioso detalle hace referencia a que la reunión con el hombre mayor de edad supone el séptimo y último reto, luego de los seis vistos en la competencia. Lo que no sabía es que este último esfuerzo no supone una fuerza física, sino de moral: la apuesta de que nadie ayudaría a un vagabundo tirado en las frías calles.