La educación después de la universidad es una alternativa de formación profesional, que hoy en día ya es prácticamente una necesidad. Es importante reconocer que opciones se tienen para continuar con los estudios que contribuyan al crecimiento empresarial y social.

Actualmente la ley universitaria ha definido la formación de pos grado en tres niveles: Diplomados de posgrado, maestrías y doctorado.

Puedes ver: CONOCE ALGUNAS DE LAS INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS A NIVEL DE POSTGRADO

· Diplomados de posgrado:

Deben de tener 24 créditos, contar como mínimo con 384 horas de clases teóricas y prácticas, su duración es de 6 a 8 meses.

· Maestrías:

Estas requieren 48 créditos, existen dos tipos: Las maestrías de especialización, estas desarrollan un tema más específico, usualmente se dictan los fines de semanas y las maestrías académicas, requieren una dedicación exclusiva a tiempo completo, ya que el foco de investigación es muy fuerte.

Puedes ver: POSGRADO EN INVESTIGACIÓN: UNA LUZ PARA LA SALUD EN AREQUIPA

· Doctorado:

Son netamente de investigación, para así poder aportar nuevos conocimientos, mejoramientos de métodos y técnicas.

Existen pocas maestrías y doctorados enfocados en investigación a tiempo completo y por el contrario existen más maestrías profesionalizantes que usualmente es lo que el mercado busca, pero para tener una presencia de nivel académico internacional, se debe formar investigadores en todas las disciplinas.

Distintas profesiones pueden seguir maestrias de posgrado, logrando así publicaciones científicas

Para ello una de las alternativas es desarrollar maestrías a tiempo completo que por ejemplo pueden ser financiadas por el estado, donde se otorgan becas a los que ingresaron, este proceso es bastante riguroso, pero como resultado, se tienen a profesionales, íntegros que puedan buscar el desarrollo empresarial y académico del país.

Puedes ver: UNA MIRADA AL MÁSTER EN SALUD OCUPACIONAL

Actualmente, el concepto de educación ha variado, ya que en estos tiempos podemos encontrar padres de familia que son capaces de pagar los estudios de postgrado de sus hijos en el extranjero y alumnos que pueden aplicar a diferentes becas en el extranjero, ya que ese tipo de maestrías son muy pocas en el Perú.

Culminar una maestria es una satisfacción profesional, que traerá beneficios académicos.

Afortunadamente son cada vez más las alternativas que se desarrollan en el país y que también ofrecen la posibilidad de aplicar lo aprendido en el extranjero, a través de convenios, donde pueden realizar estancias de investigación, pudiendo así lograr la conexión cultural, conocer otras formas de trabajo, otras universidades, durante 3 a 6 meses. Ello generará especialistas que realizarán investigaciones, desarrollarán una mayor cantidad de publicaciones científicas. Estos expertos serán muy reconocidos internacionalmente lo que permitirá el crecimiento académico en la educación peruana.