La Libertad: Niño costero afectó 10 mil hectáreas en el valle Chicama

Esperan apoyo del Ministerio de Agricultura y Gobierno Regional por desborde de río Chicama y activación de quebradas.

Río Chicama causó serios daños en campos de cultivo

Río Chicama causó serios daños en campos de cultivo. La República

Mientras la carretera Panamericana Norte a la altura del Puente Careaga sigue bloqueado, el río Chicama continúa desbordado, el puente Nazareno soporta un tráfico desmedido de carga y algunos postes de energía mantienen el riesgo de caer, miles de agricultores del Valle Chicama contemplan con preocupación sus cultivos, entre destruidos y afectados.

Esperan que la ayuda con maquinaria que ofreció el Gobierno Regional de La Libertad y el Gobierno Central llegue a tiempo.

PUEDES VER1,5 millones de agricultores afectados por Niño costero y 90 mil hectáreas perdidas

Sin embargo, para el presidente de la Junta de Usuarios del Valle Chicama, Jorge Alva Moya, la decepción en las autoridades regionales y nacionales viene confundida con la frustración e impotencia frente a las 10 mil hectáreas de cultivo afectadas y 2 mil agricultores a punto de perderlo todo.

"Poco o nada está haciendo el Gobierno Regional de la Libertad y Central, todo lo está haciendo la Junta de Usuarios del Valle Chicama, no tenemos ayuda de las autoridades, nos falta maquinaria y hay 2 mil agricultores afectados con pérdidas económicas incalculables como efecto de la furia de las aguas del rio Chicama", acotó.

El dirigente denunció que ciertas entidades del Estado se  estarían peleando por quien ejecuta las obras de emergencia,  a través de las fichas técnicas. Indignado invocó a no distraerse en ambiciones porque la emergencia no puede esperar, más aun cuando miles de agricultores están pasando por momento difíciles de inundación de sus cultivos.

Informó que en el Valle Chicama se ha conformado un Comité de Emergencia, que lo integra la Junta de Usuarios,  la Sub Prefectura de la Provincia de Ascope, la Autoridad Local del Agua y las empresas azucareras Casa Grande y Cartavio, quienes en ausencia de las autoridades regionales tratan de enfrentar la furia de la naturaleza frente al río que continúa desbordándose en el margen norte del Puente Careaga y la Panamericana Norte.

Cabe indicar que no existe presupuesto que pueda alcanzar en una Junta de Usuarios para recuperar todos los sistemas de riego, drenajes y demás infraestructura dañada. Los agricultores tienen 30 días aproximadamente para captar, conducir y distribuir el agua antes de que se vaya al mar.

La Junta tiene un requerimiento detallado en fichas técnicas, por  28 millones de soles, dirigida al Gobierno Central para reparar daños en las estructuras de riego.

Síguenos en Facebook