12 de Abril de 2017 | 17:15 h

Pugnas entre militantes de PPK en Moquegua

Ex subprefecto de Sánchez Cerro, Heyner Delgado acusa al coordinador regional Carlos Rivera de hacer quedar mal al partido y de imponer directivos. Partidarios también reclaman por puestos laborales.

Disputas en Moquegua

Disputas en Moquegua. La República.

Las discrepancias entre los militantes de Peruanos Por el Kambio (PPK) en Moquegua han comenzado a ser visibles. Un sector de simpatizantes está disconforme con el coordinador regional, Carlos Rivera.

Según el ex subprefecto de Sánchez Cerro, Heyner Delgado, Rivera margina a los verdaderos militantes del partido de gobierno. Muestra de ello es que cesó a la secretaria de esa provincia, Gilia Gutiérrez y puso a Juan Chire.

PUEDES VER: Sheput a favor de desaparición de partidos con líderes vinculados a la corrupción

Ocurrió lo mismo con el cargo de secretaria distrital de Omate, en cuyo cargo colocó a Mary Jiménez sin ningún acuerdo. Estos dos últimos casos, las personas han sido militantes de Acción Popular e hicieron campaña para Alfredo Barnechea, en la primera vuelta de las elecciones presidenciales pasadas.

Por estas divergencias aún no se ha designado al nuevo subprefecto de la provincia Sánchez Cerro. Otros simpatizantes están inconformes porque Rivera se autoeligió para ser ratificado como coordinador regional y en la plana directiva lo incluyó a su hermano.

Para Heyner Delgado la renovación de directivos se debe realizar en asamblea partidaria. Rivera realizaría las movidas con la intensión de contar con gente de confianza para convertirse en candidato a la presidencia del Gobierno Regional.

El descontento no solo se centra sobre la imposición de directivos, sino también por la forma de cómo se coloca en puestos laborales en entidades dependientes del Gobierno Central. Lo acusan al coordinador de favorecer y recomendar solo a sus allegados, entre ellos habría puesto a uno de sus hijos en puesto de confianza en EsSalud.

Aunque Rivera niega haber intercedido para que su familiar sea contratado. En su opinión, este tipo de reacciones de algunos quejosos responden a un interés de poner los futuros candidatos para las elecciones del 2018.

Dijo que Gilia Gutiérrez fue cambiada porque ella ya no vive en Omate. Asegura que su ratificación como coordinador se hizo en base a los estatutos y no hay nada irregular.

Indica que si gran parte de militantes aún no han tenido oportunidad de trabajo es porque todavía no se completa el cambio de las jefaturas de las entidades y que además la selección de personal se da por concurso en cada ministerio.

Para la prefecta regional, Lourdes Cano el problema es que hay muchos “ppkausas” que no cumplen requisitos por eso a veces no son favorecidos con un empleo. Admitió que existen diferencias dentro de las bases del partido en la región de las paltas.

Síguenos en Facebook