Cuáles son las universidades que obtuvieron su licenciatura

Solo cinco universidades del sur, una pública y cuatro privadas, garantizan un servicio educativo de calidad. Sunedu las licenció en los últimos 45 días. 

6 Ene 2018 | 16:47 h

Los universitarios no son los únicos obligados a obtener una licenciatura. También las universidades públicas y privadas, según la nueva ley universitaria, deben hacerlo. 

"El cartón" expedido por la Superintendencia Nacional de Educación Superior (Sunedu) acredita que la educación es de calidad. Eso significa cumplir con ocho Condiciones Básicas de Calidad que agrupan 55 indicadores. Deben tener, entre otras cosas, planes de estudio óptimos, infraestructura y equipamiento adecuados, líneas de investigación, personal calificado (más de 25% de docentes a tiempo completo), mecanismos de inserción laboral, entre otros. 

PUEDES VER Sunedu: ¿Qué puedes hacer si tu título no está registrado?

En caso de que las universidades no alcancen el licenciamiento hasta diciembre de este año, recibirán multas y hasta la anulación de la licencia. Algunos confían en una prórroga. 

LAS PRIMERAS DEL SUR

Veintisiete universidades peruanas cuentan hasta ahora con la licencia de funcionamiento institucional de Sunedu. 

Cinco de ellas están en Arequipa, Puno,  Cusco y Tacna. Unos días antes de que finalice el 2017, la Sunedu otorgó el licenciamiento a la Universidad Nacional del Altiplano (UNAP) de Puno y a la Universidad Católica de Santa María (UCSM) de Arequipa. 

La UNAP, con más de 22 mil estudiantes, cuenta  con 44 programas de pregrado, 73 de posgrado y 40 de segunda especialización. En tanto, la UCSM de Arequipa alberga un aproximado de 15 mil estudiantes, distribuidos en sus 33 programas de pregrado y 56 de posgrado. Invirtió más de 20 millones de soles en el proceso.

La Universidad Andina (UAC) es la única en Cusco con este título. En sus claustros estudian 17 mil estudiantes. Destinó más de 4 millones de su presupuesto a investigación. Cuenta con más de 18 proyectos académicos institucionales para dicho fin. La universidad cuenta con 46 programas de estudio (23 de pregrado, 16 maestrías y 7 para optar por el grado de doctorado) y el 48% de su plana docente es maestro y doctor. 

Entre las licenciadas también figura la Universidad Católica San Pablo. Fue la primera en la Ciudad Blanca en recibir la resolución de Sunedu. La San Pablo obtuvo en tiempo récord este título. Empezó el trámite en enero de 2017 y la licencia le fue entregada en octubre. Esta casa de estudios cuenta con 9 escuelas profesionales distribuidas en tres facultades. Su licenciamiento es por seis años. “En este año vamos a pedir una modificatoria en la licencia porque vamos a implementar nuevas carreras de pregrado, además de cursos de postgrado”, dijo Karina Núñez, de la Oficina de Calidad y Acreditación consultada para esta nota. 

Hay más. La Universidad Privada de Tacna (UPT) fue otra casa de estudios con el licenciamiento en noviembre del año pasado. Conseguirlo le demandó 600 mil soles. Su licencia tiene una vigencia de seis años. Le fue otorgada bajo ciertas recomendaciones que la universidad debe cumplir. Entre ellas, presentar este año un plan que garantice la sostenibilidad financiera de los proyectos de investigación y tener docentes de investigación.

LAS NACIONALES 

Pese a que las universidades estatales empezaron el proceso todavía en 2016, no han logrado la certificación de Sunedu. No obstante, en la mayoría de casos el trámite ha entrado a la fase final. Muchas universidades solo están a la espera del pronunciamiento de Sunedu. 

Por ejemplo, la Universidad Nacional de Moquegua (Unam) cuenta con el visto bueno de Sunedu a la evaluación documentaria y, tras haber hecho una evaluación interna, debe pronunciarse en los próximos días. Para el presidente de la Comisión Organizadora de la Unam, Washington Zeballos, se superó las etapas más difíciles y esperan que se emita la resolución en las próximas horas. Asegura que la Sunedu ya constató que la casa superior de estudios moqueguana cumple todas las condiciones. En tanto, la Universidad José Carlos Mariátegui (UJCM) sigue en trámites y evaluación.                

En la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa) esperan la visita de los técnicos de Sunedu prevista este mes. La casa agustina presentó su expediente en mayo de 2016, las observaciones llegaron en octubre y el año pasado empezaron con la subsanación. La vicerrectora académica, Ana María Gutiérrez, señaló que lo más complicado que les tocó superar es la adecuación de la infraestructura y los sistemas académicos informáticos. Gutiérrez confía en que conseguirán el licenciamiento y luego pasarán a la acreditación de las escuelas profesionales. Actualmente 18 ingenierías están en proceso y otras tres (Enfermería, Química y Nutrición) presentaron su voluntad de acreditarse.

Casi lo mismo pasa con la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (Unsaac), que está solo a la espera de la resolución de  la  superintendencia. Después de dos años de trabajos en mejoramiento de infraestructura, laboratorios y otros servicios, dice el rector Nicolás Cáceres,  garantizan la calidad educativa. "No es lo mismo licenciar a una universidad de 20 o 30 años y con pocos estudiantes que a una de más de 300 años y con más de 30 escuelas profesionales", anotó. La Universidad Intercultural de Quillabamba avanza con el proceso de construcción de su local para que empiece a funcionar. Esperan que el licenciamiento sea un mero trámite. 

Te puede interesar