San Isidro presenta su segunda producción teatral

Por segunda vez, la Municipalidad de San Isidro produce íntegramente una obra de teatro: “Un día muy particular”, inspirada en la famosa película italiana "Una giornata particolare" del director Ettore Scola (1977). 

17 May 2017 | 11:58 h

La obra es dirigida por  Carlos Tolentino y cuenta con las actuaciones de  Attilia Boschetti, Sergio Paris y Cecilia Tosso. La temporada va hasta el 25 de junio de jueves a domingo a las 8 pm en el Teatro de Cámara del Centro Cultural El Olivar.
 
    
La historia de “Un día muy particular” gira en torno a un extraño encuentro personal entre dos personajes el día que Hitler visita Roma, el 6 de mayo de 1938. Es un día de fiesta para la Italia fascista que se vuelca en el recibimiento. En una casa de vecinos sólo quedan la portera, un ama de casa, Antonietta, y Gabriele, un hombre solo que teme a la policía por algún motivo desconocido. Al margen de la celebración política, Antonietta y Gabriele establecen una relación afectiva muy especial que les permite evadirse durante unas horas de la tristeza y la monotonía de la vida cotidiana.
 
“Esta es una historia que conecta con el público, pues a pesar de ambientarse en 1938, el argumento es muy actual pues sigue habiendo muchas mujeres insatisfechas con sus respectivas familias que pueden sentirse atraídas por hombres que son homosexuales debido a la sensibilidad que estos tienen en comparación con sus maridos. Para el espectador resulta muy triste el papel de Gabriele pues produce mucha impotencia saber que se ha quedado sin trabajo y que lo van a detener por sus ideas políticas y su condición sexual, al igual que el papel de Antonieta, que ve como se le pasa la juventud encerrada en una casa de la que no puede salir”, explica el director de la obra Carlos Tolentino.
 
Escenografía de época
En la puesta en escena de Tolentino, la relación entre los personajes se da a puertas cerradas, donde estos espacios son oscuros, grises, y las viviendas de Antonietta y de Gabriele tienen un carácter lúgubre y una decoración realista y austera que simboliza la prisión en la que viven los personajes.
 
“Desde el principio, el público que asista al Teatro de Cámara del Centro Cultural El Olivar de San Isidro, conectará muy bien con la historia, pues a pesar de ambientarse en 1938 y en Italia, el argumento es muy actual pues sigue habiendo muchas personas que viven la intolerancia y consideramos que nuestro distrito se caracteriza por ofrecer actividades que promueven la inclusión en todos los niveles”, añade el director.
 
Tanto el vestuario como la escenografía y el resto de la dirección de arte han sido fruto de un proceso de investigación para ambientar la obra de manera precisa en la Italia de los años 30.
 
(Información: textos enviados por Alicia Meza al WhatsApp de La República 941 000 000).
 

Te puede interesar