Donald Trump amenaza con confiscar remesas que mandan los ilegales

Estados Unidos. Mientras sube en las encuestas, el magnate estadounidense insiste en la construcción de un muro en la frontera financiado por el propio gobierno de México. De no ser así, advierte que confiscará los envíos de dinero.

20 Ago 2015 | 6:03 h

EFE
Chicago
 
La promesa del precandidato republicano a la presidencia estadounidense Donald Trump de confiscar las remesas que envían los migrantes mexicanos si el país vecino no paga el muro fronterizo es interpretada por expertos como una propuesta "ilegal e imposible de cumplir" del millonario.
 
Al revelar sus planes para lidiar con los indocumentados, Trump volvió a acaparar los titulares al anunciar que en caso de ser presidente terminará con la inmigración ilegal de manera drástica.
 
Reiteró que más de 11 millones de indocumentados serían deportados y respecto a la frontera con México, construirá un muro que deberá pagarlo el país vecino, y en el caso de que este se niegue a cooperar, Estados Unidos embargaría las remesas "derivadas de salarios ilegales" enviadas por los migrantes, entre otras medidas.
 
"Las declaraciones de Donald Trump buscan dirigir la discusión hacia temas que no tienen mérito y provocan un debate ilegítimo", declaró el profesor Manuel Orozco, especialista de la Universidad de Harvard sobre remesas y migraciones.
 
Señaló que México recibió en 2014, 23.600 millones de dólares, en su mayoría enviados por inmigrantes que trabajan en Estados Unidos, pero no todos ellos ilegales.
 
Por lo tanto, las remesas derivadas de salarios ilegales son difíciles de cuantificar porque las empresas que realizan los envíos no están autorizadas a comprobar el estatus migratorio del usuario de sus servicios.
 
"Lo que Trump sugiere no es posible, y más importante, es ilegal proponer que se penalice a individuos por los actos que debería realizar un estado", agregó.
En su opinión, los anuncios del millonario no deberían ser tomados en serio, porque en general "realiza declaraciones provocativas para obtener respuestas que le permitan seguir en el candelero", refirió.
 

“socialmente estúpido”

 
Angie Maria Kelly, directora ejecutiva del Center for American Progress, consideró que Trump está "desconectado de la realidad" y calificó de "social y económicamente estúpido" el plan para confiscar las remesas. "Es fácil decirlo, pero imposible de concretar técnicamente y de ser una ilegalidad", declaró a Efe.
 
A Kelly no le preocupa solamente que "los mexicanos y la comunidad latina sean una fuente inagotable de los insultos de Trump", sino que los demás precandidatos republicanos no reaccionen.
"Parece que hablaran otro idioma, pero si no dicen nada es porque están de acuerdo, el mensaje es claro", expresó.
 
Kelly preguntó "cómo piensan ser candidatos en un país tan diverso como Estados Unidos y dada la constribución de los inmigrantes". "Es vergonzoso", agregó.
 
En 2014, los países de América Latina y el Caribe recibieron 65.300 millones de dólares de remesas, con México a la cabeza, que registró un aumento del 8 %, según un informe del Fondo Multilateral de Inversiones.
 
Después de México, que recibió más de un tercio de todas las remesas enviadas a la región, se ubicaron Guatemala (5.500 millones), República Dominicana (4.500 millones), El Salvador (4.200 millones) y Colombia (4.000 millones).
 

Y crece como espuma en las encuestas

 
La aspirante demócrata Hillary Clinton saca seis puntos de ventaja a Donald Trump, pero desde que el precandidato republicano a la Casa Blanca lanzó su campaña en junio ha acortado la distancia en 18 puntos, según una nueva encuesta.
 
El 51 % de los estadounidenses votaría hoy por la ex secretaria de Estado si en las elecciones presidenciales de 2016 se enfrentase a Trump, quien cuenta con un 45 % de las preferencias, según el sondeo de la cadena de televisión CNN y el periódico USA Today.
 
Al interior del Partido Republicano, el magnate estadounidense sacó 11 puntos de ventaja a sus rivales de cara a las elecciones primarias de las que saldrá el candidato de ese partido para las elecciones del 2016, según la misma encuesta. Trump subió en las últimas dos semanas cinco puntos porcentuales, mientras que el ex gobernador de Florida Jeb Bush ha perdido dos.
 

 

Te puede interesar